| 3/31/2014 8:00:00 AM

Traducir, un negocio millonario

Por cuenta del crecimiento en la inversión extranjera, las empresas demandan mayores servicios en traducción de documentos. Un par de hermanos innovó en un mercado que apenas está despertando.

A Colombia llegan cada año alrededor de 15.000 millones de dólares en inversión extranjera. La presencia de compañías internacionales ha convertido a la traducción en todo un negocio. Un par de hermanos son los creadores de la compañía MCH traducciones, que se viene destacando en este competido mercado.

Se trata de María Cristina y Sergio Holguín, quienes desde hace cinco años incursionaron en este frente.

Según María Cristina, abogada y economista, la presencia de compañías internacionales en el país y la expansión de las firmas colombianas en el exterior, han hecho que cada vez sea mayor la necesidad de traducir documentos. Dentro del tipo de documentos que deben ser transcritos están contratos, formatos de constitución de empresas, papeles para licitaciones, informes anuales y dossiers de comunicaciones, entre otros; estos emprendedores se le han medido hasta a traducir manuales técnicos y manuales de marca.

La mayor parte del trabajo es de inglés a español y viceversa; sin embargo, han tenido solicitudes para hacer traducciones, por ejemplo, del portugués . Dicen que del mandarín todavía no hay una gran demanda de servicios, pues la mayor parte de las negociaciones se realiza en inglés.

“El volumen de trabajo ha venido creciendo”, dice María Cristina. “Hoy tenemos que traducir hasta 100 páginas diarias; eso es unas 30.000 palabras por jornada”, explicó.

Ella comenzó su trabajo en la firma de abogados Baker & Mckenzie, donde comprendió la oportunidad de negocio que había. Hoy trabajan para grandes compañías como Pacific, Prieto y Carrizosa, la misma Baker & Mckenzie, Visa, Seguros Bolívar y Corredores Asociados, entre otras.

Según Sergio, el otro socio de la firma y quien tiene título como administrador de empresas, actualmente no hay formación en traducción en Colombia. Él considera que el talento para realizar este tipo de tareas lo da la experiencia. De hecho, entre su equipo de trabajo han tenido profesionales de muchas carreras, como por ejemplo, músicos.

Las claves del éxito para este trabajo son la confidencialidad (pues los documentos que ellos traducen contienen información clave para las compañías) y la experticia en términos técnicos jurídicos, comerciales y de finanzas. “Debemos tener cuidado con los asuntos semánticos, pues una simple palabra le puede cambiar el sentido a un documento”, explicó Sergio.

Otra experiencia que les ayudó mucho fue haber asistido a las negociaciones del TLC con Estados Unidos, donde participaron de la traducción de los textos que finalmente conformaron el acuerdo.

La meta para los próximos años es buscar nuevos cliente y crecer en mercados como Estados Unidos, Canadá y los países europeos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?