| 11/2/2012 11:50:00 AM

Mucha tela por cortar en resultados de textileras

Coltejer volvió a tener pérdidas, que acumuladas a septiembre de este año, alcanzan los $32.622 millones. Fabricato por su parte, reportó balance en rojo por $41.462 millones.

Fue muy corto el respiro para las textileras Coltejer y Fabricato que luego de levantar cabeza en sus resultados vuelven este año a los números rojos.

Fabricato, localizada en Bello Antioquia, a septiembre de 2012 acumula pérdidas por $41.462 millones. Al primer semestre éstas eran de $29.078 millones.

Los ingresos al noveno mes del año registran una disminución de 11%, sumando $433.197 millones.

Explicó la empresa que este resultado obedce al incremento en las importaciones de tela y confecciones hacia Colombia, y por la desaceleración de la demanda en los mercados regionales donde Fabricato participa activamente.

Sin embargo, los balances de esta compañía fueron mejores en los últimos cinco años. En 2011 terminó con unas ganancias de $3.196 millones y un año atrás fueron de $3.196 millones.

El 2009 y luego de diez años, la empresa volvió a enfrentar resultados negativos perdiendo $97.740 millones.

En 2008 ya se avecinaba lo que le venía a la empresa en 2009, ese año, la textilera tuvo sólo $571 millones en ganancias.

Coltejer

Para la empresa de la mexicana Kaltex, Coltejer, los números verdes han sido más esquivos.

A septiembre de este año las pérdidas fueron de $32.622 millones y para el mismo período de 2011 de $11.554 millones.

En 2011 el saldo en rojo fue de $3.205 millones, luego de experimentar una recuperación de $79.260 millones en 2010.

Entre 2005 y 2009, la textilera anualmente reportó pérdidas, siendo el año 2008 en el que tuvo el mayor desplome con $328.594 millones.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?