| 9/20/2012 5:00:00 AM

Minhacienda tanquea de optimismo a distribuidores minoristas

Fendipetróleo celebra el hecho de que Mauricio Cárdenas se encuentre al frente del Ministerio de Hacienda, porque él entiende dónde podría reestructurar el precio del combustible.

El presidente de Fendipetróleo, Rafael Barrera,  dice que el ahora Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, siempre ha compartido que la carga tributaria que el gobierno cobra a través de los combustibles y que se proyecta al consumidor final es alta.

Barrera explica que varios de esos impuestos fueron creados con ciertos propósitos y la situación del país ha cambiado. Se refiere puntualmente al impuesto global y el impuesto al consumo.

En ese contexto, la propuesta planteada dentro de la reforma tributaria debería incluir solamente el IVA dentro de la estructura del precio de los combustibles.

“Se trata de un beneficio no solamente para la población porque reduce el impacto en el poder adquisitivo de los colombianos, incentiva el desarrollo industrial y las actividades económicas, sino también para los distribuidores porque aumentará el “galonaje” de venta en las estaciones de servicios”, dice Barrera.

“El gobierno, a través de otras fuentes tributarias,  puede encontrar el balance para la reducción que toque hacer en las cargas impositivas del combustible”, agrega.

Adicional al planteamiento de reducir los impuestos, Barrera sugiere revisar el precio que cobra Ecopetrol por la refinación.

El presidente de Fendipetróleo, que agremia a los distribuidores minoristas de combustible, explica que el galonaje (cantidad de combustible disponible en las estaciones de servicio) trae una tendencia a reducirse de forma alarmante, incluso, llevando a que los minoristas se encuentren en situaciones financieras difíciles, obligándolos a vender los negocios, que generalmente son familiares”, dice el presidente del gremio.

A propósito de esto, señala que “afortunadamente se modificó el desastre económico que se presentaba con las estaciones, cuando el gobierno fijó un margen de comercialización a los minoristas de $478 inicialmente, que en febrero lo aumentó a $578, lo que estaba llevando a la quiebra a muchas estaciones de servicios”.

Barrera dice que la situación cambió el régimen de precios para 25 poblaciones del país. Pasó del régimen de libertad regulada a un precio de libertad vigilada (las estaciones de servicios pueden definir un precio competitivo), lo que les ha ayudado a obtener mayor rentabilidad.

Sin embargo, “¿qué está pasando en los 1.008 municipios donde las estaciones están vendiendo todavía con un margen fijo de $578 por galón y donde, además, están las estaciones con menor volumen de galonaje?”, se cuestiona el representante de los minoristas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?