| 4/14/2014 6:55:00 AM

Hay desafíos en minería

En la minería, mientras que los precios de los commodities bajan, los costos de los insumos de la producción se mantienen muy altos

Analistas de la industria minera anticipan una recuperación robusta en el segundo semestre del 2014, pero alertan sobre la necesidad de evolucionar, adoptar nuevos procesos, tecnologías y mentalidad.

El panorama en el sector minero anuncia un revolcón. Las empresas experimentan gran presión para bajar los costos de operación. 

Sin embargo, “las restricciones de costos a menudo conducen a la Innovación, lo que podrá generar una nueva dinámica en el sector”, así lo anticipa la sexta edición del estudio publicado por la Firma Deloitte: Tendencias para el 2014 – Los 10 temas principales que las compañías mineras enfrentarán, en el que se analizan los retos coyunturales de la actualidad.
 
Las 10 tendencias que determinarán el rumbo del sector minero son:
 
1.    El costo de la contracción: la baja productividad minera marca un nuevo récord

Mientras que los precios de los commodities bajan, los costos de los insumos de la producción se mantienen muy altos (desde la mano de obra y la energía hasta los equipos y suministros).  La explotación de yacimientos de menor calidad también ocasiona una gran cantidad de costos ocultos. Para reducirlos, las mineras pueden hacer un diagnóstico de reducción de costos;  implementar nuevas tecnologías para obtener una visión automatizada de sus operaciones desde la mina al puerto; usar analytics para evaluar lo que implica cada proceso completo; forjar alianzas con proveedores valiosos y hacer la transición hacia plantas modulares.

2.    Ajustar la oferta a la demanda: los desequilibrios del mercado causan estragos en los precios de los commodities

A pesar de que la oferta de muchos commodities sigue estando por debajo de la demanda prevista en el largo plazo, los numerosos proyectos que se iniciaron en el pasado amenazan con crear un exceso de oferta. También, el debilitamiento económico mundial y la caída de la demanda de China en el corto plazo han derrumbado los precios, provocando bajas en la rentabilidad de la industria. Las mineras deberán encontrar la manera de superar los desequilibrios oferta/demanda que existen actualmente mediante la creación de carteras estratégicas que ajusten la oferta a la demanda pronosticada para ciertos commodities; reconocer el valor del activo total en los balances generales de las empresas, e integrar la producción y las operaciones comerciales para controlar mejor el precio de los commodities vendidos.
  
3.    La reconstrucción de la minería: explorar el imperativo de la innovación

La rentabilidad sólo mejora cuando las empresas hacen cambios en sus sistemas, desde el diseño y la planificación de la mina, hasta el suministro de energía y la adopción de tecnologías emergentes. Para lograr un cambio duradero, las empresas mineras deben innovar de manera más estratégica. Esto puede incluir el replanteamiento de la gestión energética, la adopción de tecnologías eléctricas, la automatización de procesosmineros centrales, el uso de técnicas como la tele-detección para localizar yacimientos mineros y la construcción de infraestructura compartida con el fin de reducir costos.
 
4.    Encontrar financiamiento: la deuda sube, los negocios bajan, y las juniors luchan por sobrevivir

A causa de la débil rentabilidad que obtienen los accionistas y los deterioros de activos en la industria, las entidades que tradicionalmente prestaban dinero también se están retirando del sector minero. Aunque las grandes empresas diversificadas respondieron emitiendo bonos, las juniors han sido fuertemente sacudidas. Esto puede representar una oportunidad de compra para las entidades que disponen de grandes montos de efectivo o un impulso para que las juniors busquen cada vez más formas alternativas de financiamiento en fondos soberanos, empresas de capital de riesgo, mercados de valores no tradicionales y fondos de pensiones.
 
5.    La cartera de proyectos falla: récord de deterioro de activos pone en tela de juicio las prácticas de asignación de capital.

En respuesta a demandas de inversionistas y analistas, las empresas mineras desarrollaron una gran cartera de proyectos. Sin embargo, la inversión en proyectos marginales ha resultado en un récord de deterioro de activos. Para cambiar este rumbo necesitan procesos más eficientes que les permita determinar el alcance de los proyectos,  así como de sistemas de gobierno y mecanismos de control de riesgos más robustos, e incorporar un modelo de riesgo con variables múltiples que fortalezcan sus prácticas de asignación de capital.
 
6.    Empoderamiento de la gente: aumentan las demandas de las comunidades locales

El escrutinio de los medios de comunicación social y los organismos supervisores y reguladores está poniendo cada vez más en riesgo la reputación de las empresas y las valoraciones del mercado. Esto ha empoderado a los ciudadanos de todo el mundo para exigir a las compañías mineras mayor responsabilidad sobre el desarrollo económico local. Las mineras deberán entonces ser  más cuidadosas en sus relaciones con los grupos de interés, lo que incluye el desarrollo de bases de suministro locales, mejorar la comunicación, compartir infraestructura entre los distintos grupos económicos y contratar trabajadores locales.
 
7.    Se propaga el nacionalismo de los recursos: relaciones con gobiernos caracterizadas por una creciente hostilidad.

En medio de una ola de sentimiento negativo contra la minería, los gobiernos de todo el mundo continúan exigiendo aportes desmedidos al sector minero en la forma de impuestos, “royalties” y otras concesiones. Para mitigar estos riesgos soberanos, las empresas mineras deben mejorar las relaciones con los gobiernos. Dentro de las estrategias para fomentar este diálogo están la formación de grupos de influencia (“lobbies”) para desarrollar políticas, coordinar proyectos de infraestructura local y negociar con todos los niveles del gobierno.
 
8.    Ofensiva contra la corrupción: el ambiente regulatorio de tolerancia cero complica el cumplimiento

Ante los riesgos significativos de fraude y corrupción en casi todos los países donde operan las empresasmineras, muchos gobiernos están promulgando, y ejecutando, una legislación estricta contra la corrupción. Para reforzar su cumplimento, las empresas mineras deben adoptar buenos controles internos y políticas adecuada como realizar auditorías de cumplimiento, evaluaciones de riesgo, y modernizar sus sistemas para ofrecer suficiente detalle en los reportes.
 
9.    Cambiando la ecuación de seguridad: de cero daño a cero mortalidad

El número de muertes en la minería sigue siendo alto. Lamentablemente, la experiencia muestra actualmente que disminuir los incidentes de seguridad menores no disminuye los incidentes mayores, como las muertes. Para descubrir  los factores que  exponen a las mineras a serios riesgos de seguridad se requiere un enfoque más sofisticado centrado en el analytics de la seguridad. Por ejemplo, modelar los eventos de alto riesgo, re-examinar sus prácticas laborales y derrumbar los silos de datos que impiden identificar  los patrones de los incidentes de seguridad.
 
10. Escasez de habilidades: la escasez de talento entra en los despachos de los altos ejecutivos

Dado que la escasez de talentos en la industria minera sigue aumentando, incluso en los despachos de los altos ejecutivos, muchas empresas carecen de las habilidades cruciales para enfrentar la actual fase de caída de los precios de los commodities. Para contrarrestar esta escasez, las empresas mineras deben adoptar una estrategia adecuada de gestión del talento como la estandarización de los sistemas, la generación de nuevos ambientes de capacitación y medidas necesarias para atraer tanto de ejecutivos calificados como directores con experiencia en minería.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.