| 6/21/2013 6:00:00 AM

Mineras, ¿Un menos en el PIB?

Los impuestos y la minería se han convertido en las actividades más dinámicas del crecimiento de la economía colombiana en los últimos años. O por lo menos eso era lo que se pensaba hasta hace unos meses.

Y es que los conflictos sociales en las zonas de exploración, paros, atentados a la infraestructura, demoras en las licencias ambientales y la desaceleración de la economía mundial, disminuyeron el impulso al sector minero-energético. Y aunque la minería aún no tiene un balance negativo, es indudable que esta locomotora bajó el ritmo.

Es por esto que no es extraño encontrarse con una cifra de 1,4% de crecimiento en la explotación de minas y canteras en el primer semestre de este año, cuando anteriormente los crecimientos eran superiores tanto así que como balance anual en el 2011, el sector alcanzó a ascender un 14,4% y en 2012, aunque en menor medida, creció un 5,9%. ¿Qué se puede esperar ahora? ¿Que la locomotora empiece a dar reversa?

César Díaz Guerrero, director de la Cámara Colombiana de Minería aseguró hace unos meses que el crecimiento del sector depende también de la inversión, la cual está condicionada a los progresos que se generen en los proyectos de exploración, y estos no han tenido ni un gramo de producción.

Los críticos, como Rolando Amaya, analista en hidrocarburos aseguran que lo que no le ha dejado avanzar al sector es la demora en las licencias ambientales que deben ser entregadas para poder operar.

“Además de la lentitud de las licencias, también está la alta imposición de gravámenes, la falta de aprobación de un nuevo código minero, un mayor control a la minería ilegal y la falta de institucionalidad por parte del Estado, que pese a que ha creado entidades como la Agencia Nacional Minera y otros organismos, éstas aún no toman las riendas del tema con celeridad. Elementos que sin duda no dejan avanzar el tren”, sugirió.

Para el Superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez, en torno a la reorganización y liquidación de empresas que se han registrado en el primer trimestre del año, entre los sectores que presentan más dificultades se encuentran las empresas que prestan servicios para la gran minería y gran petróleo, todo por una sobre inversión importante acelerada. Un dato que devela la crisis que se está generando en torno a generación de trabajo en esta industria.

Como si esto no fuera poco, en las cuentas del Gobierno, El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas aseguró que aunque los minerales también están entre los de menor desempeño junto con el agro y la caída industrial. Para este 2013 se proyecta un crecimiento de 4,7% en la minería, lo cual sigue siendo menos que el año pasado y ni que decir del 2011.

Es por esto que es importante plantearse si la minería es realmente un ‘más’ (+) en el crecimiento del país, o si con tantas complicaciones lo estamos tornando en un ‘menos’ (-). Porque nada puede dar positivo si sólo una de las empresas mineras está produciendo (Gran Colombia Gold), y las demás multinacionales, no han producido prendido motores porque no les han dado los permisos ambientales para arrancar (Anglo American, Anglogold Ashanti (La Colosa), Aux Colombia y Eco Oro).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?