| 9/27/2012 7:00:00 AM

Menos salario a cambio de más tiempo libre

El salario y los incentivos pasan a un segundo plano a la hora elegir un empleo que permita más espacio familiar.

Darle prioridad al trabajo como fuente de sostenimiento y satisfacción de vida personal, olvidándose de los diferentes roles que tienen como seres humanos, es uno de lo errores más comunes en la actualidad.

Hoy las empresas están dispuestas a preocuparse por el equilibrio personal y profesional de sus empleados, Luz Stella Bernal, consultora asociada de My People, habló con Dinero, sobre esta tendencia corporativa pues en la actualidad la remuneración y los incentivos económicos no son la única fuente de retención y atracción de talento.

En un mundo en el que toma fuerza la tendencia de workaholic, ¿qué tan grave es olvidarse de tener una vida propia?

Más que una vida propia, se trata de tener una vida integral, procurando desarrollar los diferentes ámbitos que tiene una persona e identificando las diferentes fuentes de satisfacción, de manera que se pueda distribuir el tiempo entre todas ellas.

Enfocar la vida en desempeñar muy bien un solo rol, ya sea como trabajador o como mamá o papá, por da un ejemplo, es como “tener todos los huevos en la misma canasta”, en el momento que ese rol ya no sea importante o cambien las condiciones que se dan para que uno lo pueda desarrollar, generará en la persona estrés, frustración, ansiedad, entre otros estados emocionales, que perjudican el desarrollo de la persona tanto a nivel profesional, como familiar y personal.

¿Qué consejos hay para lograr ese equilibrio

1. Tener presente que como persona integral, debe buscar desarrollar los diferentes roles que tiene en cada ámbito de la vida, estos son:

a. Trabajador
b. Pareja
c. Usted Mismo
d. Integrante de una familia: Papá o Mamá, hermano(a), hijo (a), tío (a), etc.
e. Amigo
f. Deportista, lector, artista, yogui, cinéfilo, viajero, etc.
g. Voluntario de diferentes proyectos sociales

En la medida que logre desarrollarse en el mayor número de roles, estará encontrando un equilibrio para su vida.

2. Aproveche todo lo que pone a su disposición la organización para la que usted trabaja, recuerde que es responsabilidad de cada persona el logro del equilibrio. Hoy en día son muchas las organizaciones que tienen para los empleados y sus familias diferentes programas de beneficios que apoyan el balance de vida y el desarrollo de las personas, incluya el uso de dichas medidas en su cronograma de trabajo.

3. Programe dentro de su agenda mensual espacios de esparcimiento con su familia y amigos, así como espacios para realizar las actividades que usted más disfruta, citas y controles médicos, entre otros.

4. Utilice los espacios de tiempo para lo que están programados: si su día laboral es de 8 horas, trabaje esas 8 horas, de manera que no tenga que utilizar el tiempo fuera del trabajo para terminar sus tareas laborales pendientes. Las horas después del trabajo y los fines de semana dedíquelos a las actividades personales y familiares que tenga programadas.

5. Para lograr cumplir con las responsabilidades y funciones de su cargo durante la jornada laboral, establezca pequeñas metas durante a la semana, cuyo logro asegure el cumplimiento de los hitos de su trabajo. El establecimiento de metas le permitirá programar y organizar su semana de la forma más efectiva posible.

¿Puede una empresa “obligar” a sus empleados a lograr es equilibrio?

Hoy en día las empresas se preocupan por esto, pues no es un secreto que ya la remuneración y los incentivos económicos no son la única fuente de retención y atracción de talento, el poder desarrollar la vida privada y familiar del empleado sin tener una disyuntiva con el desarrollo de la vida profesional, se ha vuelto un requisito imprescindible a la hora de buscar y aceptar un cargo. Esto también, por supuesto, impactará positivamente el compromiso de los empleados, el clima de la organización, la reputación corporativa y la marca y la generación de valor compartido lo que significa que a la vez que hay un incremento en la productividad y competitividad de la empresa se aumenta la calidad de vida de sus empleados y de la sociedad de la que hacen parte.

En Colombia desde el 2008 existe la Iniciativa efr (Entidades Familiarmente Responsable), esta iniciativa de origen español ha puesto a disposición de las organizaciones el Modelo de Gestión efr, el cual se ocupa de orquestar los diferentes elementos organizacionales para facilitar el desarrollo de la vida personal, familiar y profesional de los empleados. A través del desarrollo de políticas y prácticas familiarmente responsables la organización adelantará un cambio cultural, convirtiendo a la familia de sus empleados y el proyecto de vida de cada uno en un grupo de interés prioritario de la empresa.

¿Qué tanto influye un mal jefe en que una persona tenga un desbalance de este tipo?

En el ámbito efr, es trascendente la figura ejemplarizante de los líderes en la organización. Por una parte, son ellos mismos quienes pueden convertir una situación de riesgo y/o amenaza en una situación de mejora competitiva para la organización. Y por la otra, generaran situaciones de seguimiento y “arrastre” siendo coherentes en su vida personal más allá de la estrictamente profesional.

Cualquier esfuerzo que la organización haga en relación con el apoyo al balance de vida de sus empleados, se verá direccionada al fracaso si no encuentra el liderazgo suficiente en la organización. Por muchos recursos que se asignen y muchas prácticas que se implementen, el liderazgo es una condición absolutamente necesaria, aunque no suficiente, para lograr los resultados esperados de un proceso de cambio como este.


                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?