| 4/19/2013 9:20:00 AM

McDonald's está saliendo de la dieta

McDonald's reportó ganancias en el primer trimestre que fueron menores a las expectativas de Wall Street, ya que las ventas en restaurantes establecidos en Estados Unidos cayeron un 1,2 por ciento en un ambiente desafiante.

La compañía, la mayor cadena de restaurantes de comida rápida en el mundo, dijo que sus ventas globales comparables bajarían ligeramente en abril. Las acciones de la firma cayeron a US$100,30 en operaciones antes de la apertura del mercado, frente al precio de cierre del jueves de US$101,91.

Las ventas globales comparables cayeron un 1% en el primer trimestre. Los analistas, en promedio, esperaban que las ventas en restaurantes establecidos cayeran un 1,1%, de acuerdo a Consensus Metrix. Eso incluía un declive del 1,1% en Estados Unidos.


McDonald's dijo que las ventas comparables en restaurantes establecidos en Estados Unidos cayeron un 1,2% en marzo. Analistas esperaban un alza de 0,15% en esta categoría, según Consensus Metrix.

Se espera que persista el "desafiante" ambiente global y presiones sobre las ganancias, dijo en un comunicado el presidente ejecutivo Don Thompson.

Las ganancias subieron a US$1.270 millones, o US$1,26 por acción, frente a 1.267 millones o US41,23 por acción un año antes. Los analistas, en promedio, esperaban ganancias de US$1,27 por acción, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos totales en el primer trimestre subieron un 0,9% a US$6.610 millones, por encima de los US$6,590 millones estimados por los analistas.

Las acciones de McDonald's tocaron recientemente niveles máximos de más de US$103 por las expectativas de que los resultados mejorarán en el segundo semestre del año, cuando la cadena de hamburgueserías no tendrá que comparar con resultados del mismo periodo del año anterior, que fueron agrandados por un clima más cálido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?