| 5/2/2014 10:00:00 AM

Mazda cierra ensambladora en Colombia

Como lo dijo Dinero.com, la marca japonesa dejará de ensamblar los vehículos en el país debido a que ya no encuentran condiciones favorables para hacerlo.

Tan solo un día después de que la Compañía Colombiana Automotriz (CCA), ensambladora de Mazda, iniciará la parada técnica, Dinero.com conoció en exclusiva que la decisión de la casa matriz instalada en Japón fue dejar de ensamblar la marca en Colombia.

Tal y como lo había señalado el presidente de la CCA, Fabio Sánchez, en una entrevista exclusiva con Dinero.com, la planta haría una parada técnica mientras se definía el destino de la ensambladora en el país, que según el directivo ya no se trataba de un negocio tan rentable como hace unos años. Sin embargo, sorprende la rapidez con la que Mazda Corporation,  dueña del 100% de la ensambladora, decidió el futuro de la planta en Colombia, la cual apagará definitivamente sus máquinas, por lo menos para el ensamble de la marca japonesa.

Fabio Sánchez señala que la situación de la industria automotriz en el país, desde que se generaron las dificultades comerciales con los mercados vecinos -Venezuela y Ecuador-, no ha sido fácil, razón por la cual para la casa matriz el ensamble de vehículos resultó cada vez más inviable.

La Compañía Colombiana Automotriz ensamblaba dos versiones del Mazda 2, seis versiones del Mazda 3 y ocho versiones de la pick up BT50.

El impacto del cierre de la ensambladora en el país se traduce en 500 puestos de trabajo menos, a los que se sumarían más de 2.000 empleos indirectos que se generan en toda la cadena de producción automotriz.

Sin embargo, la empresa le ofreció a sus trabajadores un plan de retiro que contempla beneficios económicos y varias opciones de acompañamiento profesional encaminado a facilitar su proceso de reubicación laboral.

En cuanto a los proveedores, la empresa desde hace un tiempo ya venía gestionando un recorte en el pedido de insumos.

Pero, ¿qué pasará con la marca Mazda?

Fabio Sánchez hizo mucho énfasis en que el cierre de la ensambladora no significa el fin de la marca Mazda en el país, al contrario, sostiene que las ventas este año para sus vehículos van muy bien. “El negocio de la ensambladora no tiene nada que ver con el desempeño de la marca en el país, de hecho, la estrategia de Mazda es ampliar y aprovechar la estructura de concesionarios que actualmente posee”, dice el directivo.

La evolución de las ventas de Mazda en Colombia mostró cifras muy positivas en lo que va corrido del año. En los tres primeros meses se vendieron 2.812 unidades, lo que representa un crecimiento de 35,2 por ciento más frente al mismo periodo de 2013.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?