Dinero.com Revista Dinero

Avión de Boeing, el 787 Dreamliner

| 1/18/2013 9:00:00 AM

Los problemas con las baterías del Boeing 787

Las baterías de iones de litio usadas en el Boeing 787 Dreamliner son esenciales en el diseño de la aeronave que dice ser más ligera y consumir un 20% menos de combustible que anteriores generaciones.

;
BBC
Este tipo de batería tiene una elevada densidad de energía, lo que significa que las unidades son más pequeñas y ligeras pero generan la misma cantidad de energía que las baterías tradicionales.

Todos los aviones tienen baterías, pero el Dreamliner necesita unas bien poderosas porque sus sistemas de control están alimentados enteramente por señales eléctricas en lugar de los controles hidráulicos usados en modelos anteriores.

Baterías ligeras y adaptables

Para que fueran más ligeras pero igualmente potentes, los diseñadores optaron por la misma tecnología de iones de litio usadas en las baterías de los celulares inteligentes y laptops, que funcionan de forma similar pero a menor escala.

Las unidades de iones de litio tienen otra gran ventaja: pueden ser moldeadas en una gran variedad de formas. Esta flexibilidad significa que la batería puede ser diseñada para adaptarse a espacios extraños, lo que es importante en un lugar de espacio limitado como una aeronave.

Boeing no es el único fabricante de aviones que usa baterías de litio, hay una en el Airbus A380, pero el Dreamliner utiliza esas baterías de un modo mucho más intensivo que otros aviones.

Durante la fase de diseño, los reguladores expresaron preocupación e insistieron en que se elaborara una nueva regulación para garantizar la seguridad de las baterías.

Riesgo de "fuga termal"

Ya se sabía que las baterías de iones de litio acarrean una serie de riesgos potenciales. Es necesario manejarlas con más cuidado que otros tipos de baterías.

En los últimos años, se han dado casos de baterías de celulares inteligentes y laptops que se incendiaron. Problemas de esta naturaleza con algunos laptops Sony Vaio tuvieron gran difusión en los medios hace unos años.

Si no se manejan con cuidado, las baterías de iones de litio tienden a sufrir lo que se denomina "fuga termal" debido a la naturaleza de su química.

Una vez la batería alcanza una determinada temperatura puede empezar a recalentarse a sí misma con resultados potencialmente desastrosos.

Las baterías también son vulnerables a problemas con los derrames de fluidos. Una vez se inicia la pérdida, este líquido tiende a inflamarse.

Tensión en Boeing

Pero todavía no está claro qué causó los incidentes con dos baterías que llevaron a los reguladores estadounidenses a dejar en tierra a los 787. Podrían ser las baterías mismas, el sistema de recarga o el sistema eléctrico del avión.

Expertos dicen que no es probable que el problema con las baterías requiera el rediseño de todo el avión o la sustitución total de las baterías. Posiblemente tendrá más que ver con su fabricación y el modo en que se hace mantenimiento a las baterías.

Boeing ha apostado su futuro al éxito de este avión, que ha llevado años y millones de dólares desarrollar. Se estima que necesita vender 1.000 de ellos sólo para cubrir costos.

Por lo que este será un momento muy tenso para Boeing. Aunque es posible que los problemas de baterías puedan ser rectificados sin requerir un mayor rediseño.

                                                               

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×