| 10/8/2015 5:00:00 AM

Los periódicos más prestigiosos de la historia del periodismo atraviesan por una crisis

En la batalla de precios de 1895 entre el periódico The New York World de Joseph Pulitzer y The New York Journal de William Hearst, Pulitzer se vio forzado a bajar los precios para permanecer en el mercado de los periódicos. ¿Valió la pena la batalla para permanecer en el mercado?

La competencia entre Pulitzer y Hears se trasladó a la profundidad y a los contenidos, pero allí la se volvió a estancar y llego el sensacionalismo y la prensa amarillista, caracterizada por altos contenidos emocionales para mantener al público principalmente de Nueva York. Así empezaron los medios impresos más reconocidos del mundo pero hoy en día esta industria está en crisis,  no por sus contenidos, sino por la competencia en la era digital que cada vez más les arrebata lectores de medios impresos.

La prensa esperaba compensar la caída de las ventas con un aumento de los ingresos por publicidad, mientras que las recesiones económicas han provocado una drástica reducción en la publicidad que las empresas están en condiciones de pagar. Por supuesto, las pérdidas de circulación de impresión están siendo parcialmente compensadas por el aumento de lectores en línea.

Sin embargo, el problema para los periódicos ha sido encontrar una manera de convertir el aumento de lectores en un aumento de ingresos. "Se dice que cada dólar que el periódico obtiene en la publicidad impresa se traduce en menos de un centavo de ingreso en su contraparte en línea", aseguró el profesor Neil Henry, Decano de la Escuela de Periodismo de la Universidad de California, Berkeley.

The New York Times

The New York Times Company, en su último movimiento para deshacerse de activos de prensa y centrarse más en su marca principal, ha acordado vender el Boston Globe y sus otras propiedades de medios de Nueva Inglaterra a John W. Henry, principal propietario del equipo de béisbol de grandes ligas, Boston Red Sox.  La venta por US$70 millones, devolvería el periódico a la propiedad local después de dos décadas en la que luchó para detener la baja circulación y los ingresos. El precio representaría una caída en valor para The Globe, que The New York Times compró en 1993 por US$ 1.100 millones, entre los más altos precios pagados por un periódico estadounidense.

En aquel entonces, The Globe fue una de las publicaciones más prestigiosas de Estados Unidos en un entorno diario mucho más robusto. Pero al igual que otros periódicos, comenzó a perder lectores y anunciantes por Internet y los ingresos se desplomaron.

The Globe de Boston no es el único periódico para vender a un precio muy rebajado. En abril de 2012, los periódicos de Filadelfia se vendieron por US$55 millones después de haberse comprado por US$515 millones en 2006.

En octubre, The Tampa Tribune se vendió por $ 9,5 millones. En recientes conversaciones sobre la venta de la cartera de los periódicos de la Compañía Tribune, los analistas estiman que la totalidad de la empresa periodística, incluyendo el diario Los Angeles Times y el Chicago Tribune, era de $623 millones.

Financial Times y The Economist

La compañía británica Pearson anunció este año la venta de su participación del 50% de la empresa propietaria de la revista The Economist por alrededor de US$730 millones. La decisión se produjo un mes después de que la compañía de educación vendiera el Financial Times al diario Nikkei de Japón por US$1.300 millones.

En un comunicado anunciando la venta, el presidente ejecutivo de Pearson, John Fallon, dijo que la compañía "está orgullosa de haber sido parte del éxito de The Economist en los últimos 58 años, y nuestros accionistas se han beneficiado en gran medida de su crecimiento.”

Mientras que el presidente de The Economist Group, Rupert banderín-Rea aseguró en un comunicado que con la decisión de Pearson de vender, "la prioridad de la junta era asegurar la independencia de la titularidad del Grupo y la independencia editorial continuada de The Economist".

The Economist Group con sede en Londres posee la revista impresa The Economist, la cual se ha publicado desde 1843. Es un grupo diferente dentro de los medios pues no se ve inmerso en problemas financieros. La compañía tuvo una ganancia operativa de aproximadamente US$93,8 millones, mientras que la circulación del semanario fue de 1,6 millones de ejemplares, y la compañía registró un aumento del 13% en la utilidad bruta de la circulación, el año pasado.

Por otro lado, una variedad de reconocidos medios del periodismo se han propuesto como posibles compradores del Financial Times. Pero fue una sorpresa cuando, el 23 de julio, el propietario del Financial Times, Pearson, anunció que lo estaba vendiendo al periódico Nikkei de Japón, por US$1.300 millones. Pearson quiere concentrarse en sus negocios de educación, y su presidente, John Fallon, sostuvo que con el crecimiento de las plataformas móviles y medios sociales, un mejor hogar para el diario financiero inglés podría ser una compañía global de noticias digitales.

Medios digitales

La crisis de los periódicos no es una crisis de lectores sino del traslado de estos lectores hacia los medios digitales, los cuales en su mayoría, de acuerdo con The Economist, se sienten orgullosos de ser digitales por naturaleza. Justamente a los periódicos más prestigiosos del mundo les cuesta adaptarse a la era digital, por ser tradicionalmente impresos.

Sin embargo, 8 años después de su fundación, el medio digital de negocios Business Insider, fue vendido al conglomerado de medios alemán Axel Springer, quien adquirió la participación mayoritaria valorada en US$442 millones.

A principios de este año, Axel Springer y un grupo de inversionistas, incluyendo Amazon.com Inc. Fundado por Jeff Bezos, invirtió US$25 millones en Business Insider. Antes del acuerdo, Axel Springer era propietario del 9% de la compañía, ahora es dueña del 97%, con Jeff Bezos como accionista restante.

Los medios tradicionalmente impresos ahora luchan para mantenerse a flote, por una competencia diferente a la que conoció Pulitzer y es el acceso a internet y a los medios de comunicación digitales. Sin embargo, la credibilidad y el prestigio que han ganado a través del tiempo, podría ser más fuerte que la nueva era digital.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?