Dinero.com Revista Dinero

El Grupo Nule representa una de las quiebras empresariales más grandes del país

| 9/20/2012 6:00:00 PM

Los Nule no se quebraron solos

La liquidación de las ocho empresas que conforman el grupo empresarial entró en su recta final. Sin embargo, hay muchas otras firmas detrás que pagaron los platos rotos de errores ajenos.

A finales de este año o comienzos de 2013 se espera que culmine la liquidación judicial de las empresas del Grupo Nule, según el agente liquidador de la compañía, Pablo Muñoz Gómez.

Pero ahí no paran los efectos de este grupo, que arrastró consigo a decenas de empresas –sobre todo del sector de infraestructura- que tuvieron que entrar en liquidación por pagar culpa de los errores de los Nule.

Queda demostrado entonces que el efecto dominó de la quiebra empresarial del Grupo Nule no solo destapó el Carrusel de la Contratación y tiene a más de un ex funcionario respondiendo ante la justicia.

Para la muestra, dos botones: Megaproyectos y HyH Arquitectura, socias del Grupo Nule para las obras de Transmilenio por la 26. Ambas se acogieron hace algunos meses a ley de insolvencia y reorganización ante la Superintendencia de Sociedades.

Pero no son los únicos casos. Hay decenas de compañías más que prácticamente vivían de sus millonarios contratos con los Nule, muchos de los cuales no vieron ni un peso.

“Hay empresas que eran muy buenas y de mucha trayectoria que tenían consorcios o uniones temporales con ellos, pero se vieron en quiebra cuando tuvieron que responder por lo que los Nule no les pagaron”, dijo una fuente de la Supersociedades.

En la recta final

El agente liquidador del Grupo Nule, Pablo Muñoz Gómez, espera que al cierre de este año se hayan concluido las ocho liquidaciones correspondientes a la quiebra del Grupo Nule.

En el caso de las matrices lo que falta es que se resuelva el pleito más cuantioso con Vergel y Castellanos, por las acciones de Enertolima.

“En síntesis, los activos con que cuentan las empresas del grupo empresarial, alcanzarán para pagar los pasivos laborales, los fiscales y máximo un 15% o 20% de los créditos de quinta clase”, agregó el liquidador.

A la fecha, se ha pagado el 100% de las obligaciones laborales, más el 60% de los impuestos. Si se gana el pleito de Enertolima se completaría el resto para la DIAN y sobraría para algunas otras deudas.

“Vamos a enterrar el caso Nule sin saber nunca los datos definitivos de todo, porque eso se volvió una maraña de tal magnitud, que la verdad absoluta de lo que pasó –salvo que ellos la cuenten- no se va a saber nunca. Y dudo que ellos mismos lo sepan”, concluyó.

                                                               
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×