| 1/18/2014 4:00:00 PM

Legis no se quedó en el papel

La compañía fortalece su operación con el desarrollo de productos digitales y se ubica como una de las marcas más valiosas del país en la categoría de servicios, según el ranking Compass Branding.

Legis se ha encaminado hacia la prestación de servicios digitales ajustándose a las necesidades del mundo moderno. En este proceso, en 2013 invirtió $4.000 millones para ponerse a la vanguardia en materia tecnológica, mientras que en los últimos cinco años la cifra asciende a US$10 millones.

La compañía se ha dedicado a investigar de forma permanente las tendencias mundiales en el manejo de este tipo de información e intenta en el corto plazo adaptarse a ellas entregando productos y soluciones en los medios demandados por los usuarios.

“Nuestro slogan es información y soluciones y la tendencia digital en el manejo de la información es lo que se impone y por ello queremos llegar a los clientes como una empresa de vanguardia tecnológica. Los productos de nuestra empresa son trabajados con altos niveles de análisis, información actualizada y manejo especializado de los contenidos, produciendo conocimiento experto en cada una de las áreas que manejamos”, aseguró el presidente de la compañía, Diego Fernando Barrero.

Actualmente, Legis alcanza una participación de 75% en el mercado local, con alta presencia en todo el país.

“Inicialmente nuestros contenidos estaban en papel, pero con el desarrollo tecnológico y nuestro compromiso de innovación y calidad permanente, hemos migrado hacia las soluciones digitales”, manifestó el directivo.

Una de las fortalezas de la empresa, con presencia en Chile, Perú, Argentina y México, es ofrecerles a los clientes un portafolio diversificado que se ajusta a cada una de sus necesidades. Hoy uno de sus retos es brindar accesibilidad a sus productos desde cualquier plataforma.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?