| 12/6/2013 5:00:00 AM

Textiles y confección buscan competitividad

Los empresarios y las organizaciones gremiales tienen claro que la mayor debilidad está en la competitividad.

Los diferentes actores de la cadena de textiles y confección entienden que es el momento de actuar para consolidar la competitividad, lo que permitirá definir las estrategias para que la industria sea de clase mundial.

Respecto al tema, el presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, dice que además de la competitividad es importante una política anticontrabando más rígida, pues el impacto sigue siendo importante.

A pesar de la oposición de los comerciantes, Botero señala que el Decreto 074, que establece aranceles a las confecciones, sí ha impulsado la industria. “Algunos empresarios importaban el 100% de sus productos y ahora, algunos de ellos, hasta el 10% de los ingresos se genera con producto nacional”.

Reconoce que el Decreto 074 no es suficiente y que debe ser complementado con el proyecto de ley que presentó el gobierno referente al tema de contrabando, cuyo trámite no ha fluido en el congreso.
,  
Aunque el gobierno tiene el propósito de que el Decreto se prolongue, porque tiene vigencia hasta febrero del año entrante, hay unas mesas de concertación creadas con comerciantes, industriales y gobierno.

“En esas mesas se generarán frutos importantes, muy seguramente se llegará a un acuerdo y definirán nuevas reglas de juego de cómo funciona el decreto”.

De esa manera, la medida aunque no sería permanente si existirá durante un par de años. Afirma que la polémica más grande con los comerciantes está en los productos de precio más bajo, por lo que es posible que se creen dos grupos de productos para aplicarles medidas diferentes: una para los productos más caros y otra para los productos de bajo precio.

El presidente de Inexmoda insiste en que tanto el Decreto como la Ley que se tramita en el Congreso se complementan con gestión o impulso a la competitividad porque “el sector no puede depender toda la vida de decretos. Si los tres temas aspectos se mueven se podrá dar el salto de la industria”.

Así las cosas, asegura que en condiciones de legalidad, el sector es capaz de competir con cualquier país, pero reitera que tiene que existir un apoyo en la lucha contra el contrabando muy grande porque, además, no solo impacta al sector de confecciones sino a muchos otros sectores. 

“El tema del contrabando en este país tiene una connotación más trascendental porque no se trata simplemente de traer un contenedor sin pagar arancel sino que es un tema de lavado de activos”, dice el directivo.
.
El impactado ha sido tal que “siempre habíamos exportado más de lo que importábamos. En el año 2005 por cada dólar que importábamos  exportábamos 5 dólares. Ahora la balanza comercial es negativa en confecciones en cerca de US$70 millones”, dice Botero.

Por otro lado, las empresas están empezando a mirar realmente que tan costoso es producir en países como Filipinas, Bangladesh u otras geografías más allá del costo laboral: “cuánto cuesta ir por allá, cómo son las condiciones laborales”, lo que es importante porque se abre una oportunidad para Colombia porque están evaluando un costo más integral, además hay unas condiciones de un país más desarrollado.

Concluye el directivo de Inexmoda que los empresarios están empezando a manejar un lenguaje de competitividad, lo que augura un futuro positivo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?