| 2/11/2016 3:15:00 AM

¿Le apareció una nueva competencia tecnológica a los taxistas y también a Uber?

La firma española Cabify llegó hace solo cinco meses al mercado colombiano para ofrecer el servicio de transporte corporativo. Sin embargo no descarta incursionar en el servicio particular para competir con Uber o los taxistas.

Esta compañía eligió a Bogotá, una urbe con más de 80.000 taxis y vehículos de servicio ejecutivo, como punto de partida en Colombia. Con esta acción concretaron su presencia en cinco países, ya que también operan en España, México, Perú y Chile.

La empresa se lanza a competir en un segmento en el que también tienen una importante participación empresas como ‘Mi Águila’, un emprendimiento colombiano dedicado al transporte ejecutivo, así como las ‘apps’ de servicio de taxi y Uber.

Su modelo de negocio es sencillo, conectar por medio de una aplicación móvil a los conductores que están afiliados a las empresas de servicio especial (carros blancos) con la oferta disponible en el segmento empresarial y turístico.

Lo más importante para nosotros es el servicio, que sea de un alto estándar. No queremos ser un ‘taxi 2.0’ sino realmente destacarnos en la calidad que le ofrecemos a nuestros clientes”.

Así lo explicó a periodistas el director ejecutivo de Cabify para Colombia, Omar Calvo, quien destaca que una las principales claves de éxito de la empresa es la “amabilidad” y “pulcritud” de los conductores que están registrados.

También destacó como uno de los puntos diferenciales de la empresa el sistema de tarifas, ya que a los clientes se les cobra un costo único por trayecto sin importar el tráfico o la ruta que tome el conductor.

¿Les ganará el pulso a sus competidores?

Cabify ingresó al país luego de adquirir una pequeña empresa de servicio público y ya logró consolidar un portafolio de más de 500 vehículos a su servicio, el cual se refuerza cada día para atender la creciente demanda de pasajeros en la capital del país.

De hecho, uno de sus principales retos los asumirá en marzo próximo cuando comience el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, pues fueron seleccionados para movilizar a los artistas y al equipo de logística.

Por ahora, la empresa prevé consolidarse en el área corporativa pero no descarta su participación en el transporte particular. Lo único que los detiene es el ritmo con el que avanza la legislación colombiana en ese sentido.

Precisamente, la firma  estadounidense Uber está a la espera de un decreto con el cual pueda reglamentar sus operaciones ya que aún es considerado un servicio ilegal.

Con más de 250.000 viajes diarios y 20.000 socios conductores, esta empresa tecnológica se ha posicionado como un referente en materia de transporte alternativo en Colombia.

Lea También: Colombia avanza en la reglamentación de la plataforma tecnológica Uber

Y… ¿es legal?

Omar Calvo aclaró que uno de los aspectos más importante es que todos los conductores de Cabify, a diferencia de otras ‘apps´ móviles, obligatoriamente deben estar vinculados a las empresas de transporte público como “empleados o independientes”.

“Tenemos la seguridad de que todos nuestros conductores están cubiertos por la seguridad social”, apuntó Calvo, quien es reconocido por ser el fundador de la plataforma de Groupon en el país.

El directivo celebró el hecho de que la compañía haya logrado contratos con más de 350 organizaciones en distintos sectores (cada semana se suman unos 20 clientes en promedio).

Finalmente, compartió que el gran propósito es que en el primer semestre del año la empresa pueda expandir sus operaciones a siete ciudades para así alcanzar una facturación anual de US$20 millones en el 2018.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?