| 9/19/2017 8:16:00 AM

El gigante de los juguetes Toys 'R' Us en la cuerda floja en Estados Unidos

La cadena que durante décadas dominó el mercado de los juguetes enfrenta un futuro incierto para sus casi 1.600 almacenes y 64.000 ante la competencia de grandes rivales de ventas en internet.

;
BBC

Toys ‘R‘ Us era prácticamente el sitio obligado para comprar los regalos de navidad, cumpleaños y otras ocasiones para niños y jóvenes. Familias y amigos pueden contar en miles los dólares gastados en sus almacenes.

Sin embargo, en los últimos tiempos ha vivido una gran crisis, en especial en Estados Unidos, el país de donde es originario.

¿Las razones?: muchas, como cambios en los hábitos del consumidor, pero tal vez la principal es que ha caído víctima de la competencia de grandes rivales del mercado online como Amazon y de gigantes minoristas que venden con gran descuento como Walmart.

La firma que dominó durante seis décadas el mercado de la juguetería se declaró en bancarrota este lunes en Estados Unidos y Canadá, en un intento por reestructurar sus deudas.

La medida tiñe de incertidumbre el futuro de casi 1.600 almacenes y 64.000 empleados.

Pero las operaciones en Europa, Australia y Asia no están incluidas en el proceso. La empresa también cuenta con presencia en América Latina, a través de subsidiarias, donde tampoco tiene efecto la declaración de quiebra.

El auge de la tienda virtual 

Esta bancarrota, sin embargo, es otra evidencia de la dificultad que están teniendo los minoristas en EE.UU. frente a la creciente capacidad de las empresas online de asirse al mercado.

Toys ‘R‘ Us afirmó que la mayoría de sus almacenes en el resto del mundo se mantiene rentables y que continuarán sus operaciones normalmente durante la época navideña, que es cuando registran la mayor actividad.

Pero la compañía también está enfocándose en las ventas online para asegurar su futuro, con el reciente lanzamiento de sus tiendas en internet.

GlobalData Retail, una firma de análisis de ventas al detalle, estima que en 2016 un 13,7% de todas las ventas de juguetes se realizaron online, un incremento de 6,5% comparado a hace cinco años.

"En la última década ha habido un cambio dramático en el mercado interno de juguetes con nuevos canales, mayor competencia y nueva tecnología teniendo un efecto dañino en el sector de las jugueterías tradicionales. Desafortunadamente, Toys ‘R‘ Us no ha respondido efectivamente a estos desafíos", comentó Neil Saunders, director ejecutivo de GlobalData Retail.

Otros analistas opinan que los hábitos de los consumidores están cambiando.

Se nota hasta en los supermercados, donde los consumidores ya no visitan con tanta frecuencia los grandes galpones pero sí están yendo más a las pequeñas tiendas en su vecindario.

Estos minimercados convenientes están teniendo mucho más éxito que los amplios supermercados con espacio superfluo.

Nuevo financiamiento 

La quiebra se declara en EE.UU. por medio del llamado Capítulo 11 de la ley de bancarrota que protege a la firma de sus acreedores mientras reestructura sus deudas, bajo la supervisión de las autoridades competentes.

El problema inmediato de Toys ‘R‘ Us es su enorme nivel de deuda que asciende a US$5.000 millones a largo plazo.

A través de este proceso busca mantener al margen a sus acreedores mientras trabaja en la viabilidad a largo plazo de la compañía.

Varias instituciones crediticias, incluyendo un grupo de bancos encabezado por JPMorgan y otros prestamistas se han comprometido a otorgar nueva financiación de US$3.000 millones para darle un giro positivo a la firma.

"Nuestro objetico es trabajar con nuestros acreedores para reestructurar la deuda a largo plazo... lo que nos dará mayor flexibilidad financiera para invertir en nuestro negocio", expresó el director ejecutivo de Toys ‘R‘ Us, Dave Brandon.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.