| 8/5/2014 3:40:00 PM

Furukawa se instala en Colombia

La japonesa inauguró en el Valle del Cauca una fábrica para producir cables de fibra óptica, que asumirá la distribución regional que hasta ahora se gestionaba desde Panamá y centralizará la atención del mercado andino.

La instalación, de 3.200 metros cuadrados y que representó una inversión de 5 millones de dólares en los últimos tres años, está situada en Palmira. "La planta está ubicada en la Zona Franca del Pacífico y podrá poner en el mercado 10.000 kilómetros de cable de fibra óptica anualmente", indicó el presidente de Furukawa Industrial S.A., Foad Shaikhzadeh.

El ejecutivo detalló que la capacidad de la nueva sede le permitirá "suplir la demanda local y regional en un 40 %".

Mencionó entre las razones para instalar la planta en Palmira "sus ventajas geográficas y logísticas de acceso" a los océanos Pacífico y Atlántico. "Todas las demás plantas de América Latina están del lado del Atlántico y diversificarnos hacia el Pacífico es una gran oportunidad", sostuvo el directivo, al apuntar que estar en una zona franca les permitió traer la operación del Centro de Distribución que tenían en Panamá para Colombia "y consolidar un punto de operación".

Desde esta nueva sede, que generará 25 empleos directos y cerca de 200 indirectos, Furukawa prevé producir nuevas líneas de productos para soluciones ópticas en el mercado de Banda Ancha. La planta atenderá "la región andina" y "permitirá mayor flexibilidad y velocidad en los procesos de distribución, beneficiando a los socios de Furukawa en la región".

Furukawa, el mayor fabricante nipón de cables metálicos, tiene plantas en México, una sede en Brasil especializada en cables ópticos para comunicación y electrónica y otra sucursal en Argentina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?