Revista Dinero

El presidente del gremio dice que hay proyectos de ley para aumentar, precisamente en estos momentos de precios bajos, las regalías que deben pagar las empresas del sector.

| 2/21/2013 10:00:00 AM

La inversión extranjera está en riesgo

Además de los bajos precios internacionales de las materias primas, los empresarios del sector minero no ven las reglas claras para invertir.

En la historia reciente se ha  presentado un aumento sostenido de la inversión extranjera en el sector minero, pero esa curva de ascenso, sin embargo, empieza a frenarse debido a la falta de claridad en las reglas de juego que evidencian las multinacionales del sector minero.

Así lo afirma el presidente del Consejo Directivo de la Asociación del Sector de la Minería a Gran Escala (SMGE), Ricardo Gaviria, quien argumenta que eso sucede, por supuesto, por los bajos precios internacionales. Pero en parte también por tres factores exógenos al sector que están generando profundas dudas entre los inversores.

Si bien por fortuna la institucionalidad ya está, Gaviria dice que después de varios cambios “vemos a un Ministro y a una Presidenta de la Agencia Nacional de Minería con la camiseta puesta, comprometidos en buscar lo mejor para el país y para el sector, no es menos cierto que aun hay dificultades de coordinación con otras áreas del Gobierno y de éste con los gobiernos locales. Y, sobre todo, que aun campea la inseguridad jurídica”.

Sostiene que a estas alturas aún abundan las discusiones sobre las reglas de juego del sector. Hay incertidumbre en cuanto al régimen minero y el ambiental.

El directivo dice que hay proyectos de ley para aumentar, precisamente en estos momentos de precios bajos, las regalías que deben pagar las empresas del sector. Y, además, algunos municipios han tomado el camino de prohibir las actividades mineras en sus territorios, en abierta contradicción con lo que ordenan la Constitución y la ley.

Así mismo, cree indispensable decidir las reglas definitivas que permitan un equilibrio entre la regulación ambiental y la minería responsable.

El sector necesita saber, con claridad, en cuáles zonas del país puede explorar y producir, cuáles áreas están excluidas, dónde hay un Páramo y dónde no, quién y cómo puede declarar un parque regional, el rol que deben cumplir las Corporaciones Autónomas Regionales y sus atribuciones.

Por ello, Gaviria reitera que es indispensable conocer con precisión cuáles son los lineamientos medio ambientales que deben cumplirse en cada momento de los procesos mineros, “desde la prospección hasta la exportación a través de nuestros puertos”.

Adicionalmente, el directivo dice que, sobre todo, es indispensable que las reglas decididas, permanezcan en el tiempo. “Para un sector que, por definición, desarrolla su actividad de exploración y explotación por varias generaciones, es indispensable que las reglas sean constantes y de nuevo, las mismas en el tiempo”.

Por otro lado, afirma que el bienestar de los trabajadores y la salud es una preocupación constante y afirma que la minería a gran escala es un buen empleador pues, además, recuerda que es a menudo la única alternativa de trabajo legal en muchas zonas apartadas del país, ofrece mejores condiciones salariales.

Reconoce que, más allá de la sana competencia entre productores, fundamental para buscar mayor eficiencia y para que los consumidores se beneficien con la reducción en los costos, siente como propias las vicisitudes del sector.

“Ahora mismo Cerrejón, sufre una huelga que le cuesta millones de dólares diarios no solo a sus accionistas sino también a Colombia. Deseamos que la situación se resuelva de la mejor manera para sus trabajadores y para la empresa”, dice Gaviria.

Pero expone que “si comparamos la remuneración: de un tecnólogo minero por ejemplo, éste gana 38% más que el promedio nacional de una persona con la misma  formación; un profesional universitario 55% más; una persona con una maestría 63% más. Además  cada empleo directo genera más de 3 empleos, sin incluir los que se encadenan”.

Resalta el directivo que respeta sin ningún tipo de ambigüedad el derecho de los trabajadores a sindicalizarse y de ir a la huelga.

Pone en consideración el hecho de que el precio internacional del carbón térmico ha caído de 110 dólares por tonelada en enero del año anterior a menos de 60 en diciembre pasado, es decir casi un 50% en apenas unos meses.

Además, advierte que no es previsible que el precio del carbón térmico suba en los próximos meses, por circunstancias ligadas a la lenta recuperación de la economía mundial y a la sustitución de fuentes de energía de los Estados Unidos, a una lánguida Europa y a una reducción importante en la demanda de India y China, entre otras razones que seguramente estarán en la agenda de discusión.

Por otro lado, Gaviria se refiere al caso de Drummond y argumenta que la empresa ha reiterado pública y expresamente su compromiso con la legislación nacional y con el acuerdo de autorregulación del Sector de la Minería a Gran Escala, acuerdo que se firmó el año pasado.

Afirma que la compañía adelanta lo necesario en coordinación con las autoridades, para esclarecer con exactitud lo ocurrido y para ejecutar las acciones que se requieran a fin de evitar situaciones similares en el futuro.

El presidente de SMGE sostiene que cada día de suspensión de actividades en estos casos supone que el país deja de percibir diariamente más de $5 mil  millones en impuestos y regalías.

Acepta que “no todos hemos ido en el mismo carril y a la misma velocidad, como ciertamente se reconocerá, pero no se puede dudar que todos sí estamos en la tarea de hacerlo. Ajustar la senda y apretar el acelerador serán objetivos de este año”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×