| 11/25/2015 12:05:00 AM

La industria automotriz busca encender los motores con producto colombiano

La industria automotriz recientemente se unió a la campaña ‘Compre Colombiano’ con el propósito de explotar el potencial de la industria nacional de autopartes, sobre todo con la devaluación que atravieza el país.

El sector automotriz se está volviendo cada vez más dinámico en Colombia. Así lo refleja el reciente anuncio del fabricante de vehículos más grande del mundo, General Motors, quien informó sus intenciones de invertir alrededor de US$100 millones en el país en los próximos cuatro años, como parte del plan para exportar alrededor de 2.000 unidades hacia Brasil entre el 2017 y el 2018. El anuncio fue hecho por los directivos de la automotriz al término de un encuentro con el presidente Juan Manuel Santos, y la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez.

Bajo estas apuestas del sector en Colombia, Propaís en alianza con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo propuso encender los motores en Colombia de la industria con producto nacional pues de hecho,  la coyuntura de devaluación de la moneda local, se presta para que los autopartistas conquisten las ensambladoras que tienen presencia en el país, entre estas General Motors.

General Motors Colmotores es uno de los mayores fabricantes y ensambladores de automóviles con sede en Colombia desde 1956. Su presidente en Colombia, Jorge Alejandro Mejía, le explicó a Dinero, sus motivaciones para participar en la iniciativa de Compre Colombiano de la industria automotriz a pesar de la coyuntura y la caída en las ventas del sector automotriz.

Mejía le explicó a Dinero que a lo largo de los 59 años de presencia en Colombia se ha crecido de la mano de los fabricantes locales, pues el negocio de producir vehículos no es simplemente fabricar los carros, “las autopartes son uno de los componentes más importantes y localizar cada vez más es la forma de ser más competitivos” afirmó el ejecutivo.

Mejía también explicó que si bien el mercado de automóviles se ha desacelerado en un 12%, esperan  que en el próximo año la industria permanezca estable para seguir produciendo en Colombia.

Sin embargo, General Motors, tiene perspectivas positivas en el mercado colombiano, pues según Mejía, éste no está tan maduro pues es uno de los mercado más pequeños per cápita en Latinoamérica y en el mundo. “Entonces hay oportunidades para crecer en el mercado nacional” y además con producción local.

Además la ministra señaló que “el país al que menos le ha afectado las devaluaciones ha sido Colombia, a diferencia de otros mercados latinoamericanos como México, Brasil que son los grandes exportadores de automóviles”.

En ese sentido, en el marco de la rueda de negocios y feria de despiece tecnológico, los principales fabricantes de vehículos General Motor Colmotores, SOFASA Renault, Fotón, y las empresas autopartistas del Grupo A y DANA, entre otras, se unieron a la campaña “Compra Colombiano, cambiemos la historia”, que finalizó con expectativas de negocios por un valor de $2.047 millones.

El resultado del encuentro fueron alianzas comerciales y de negocios con 53 micro, pequeñas y medianas empresas del sector metalmecánica, plásticos y autopartes.

De acuerdo con la ministra a través de esta iniciativa “los colombianos tienen la alternativa de comprar productos de calidad de los autopartistas que han participado en programas del Ministerio para ser más competitivos cada día, pues además el colombiano es cada vez más exigente”.

Así mismo la gerente de Propaís, María Lucía Castrillón aseguró que “el fomento de consumo del producto nacional, lejos de pretender una economía cerrada, busca cada vez una mejor y mayor oferta. Lo que queremos es que sean tan buenos los productos colombianos que en el imaginario del consumidor, aparezcan como la primera opción a la hora de tomar una decisión de compra”. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?