| 4/30/2015 9:30:00 AM

Colombia: Una mirada sobre la nueva distribución accionaria de Odinsa

La gigante empresa de construcción de Colombia, Odinsa, anunció en un comunicado de prensa su distribución accionaria actual a partir del 27 de abril de 2015.

Actualmente la compañía es propiedad de 20 inversores que poseen más de un millón de acciones en un solo paquete, además de varios propietarios minoritarios. La principal diferencia con respecto a los escenarios anteriores es la reciente incursión de Grupo Argos, la gigante holding colombiana, que no era un accionista hasta abril, pero que adquirió acciones suficientes para convertirse en el principal inversionista.

Grupo Argos compró acciones de Odinsa de Termotécnica Coindustrial, Eléctricas de Medellín Ingeniería y Servicios, y Mincivil. Esto también presenta una nueva perspectiva sobre la propiedad, que ahora gestionará una compañía que se ha embarcado en varios proyectos de infraestructura importantes en Colombia, y que busca aprovechar aún más las oportunidades derivadas de Asociaciones Público-Privadas (APP).

Argos ahora posee el 24.8% de la compañía, equivalente a 48.619.611 acciones. Argos ahora sobrepasa a quien hasta hace poco fue el principal accionista Construcciones El Condor que poseía más de 17 millones de acciones, y sólo ha hecho modificaciones menores a su participación.

La acción de Odinsa ha aumentado rápidamente desde el comienzo del año, y ante las oportunidades que se le presentan a Odinsa, la acción podría continuar su buen desempeño.

La empresa se vio obligada a presentar una Oferta Pública de Acciones desde que adquirió más del 20% de las acciones, y el regulador se vio obligado a congelar el precio de la acción. Esta es, sin embargo, un procedimiento de rutina que no debería tener ningún efecto en la transacción.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?