| 10/28/2015 5:00:00 AM

¿Por qué Victoria´s Secret está a punto de perder el reinado de la ropa interior?

Por lo menos en Estados Unidos, Victoria´s Secret es la marca de ropa interior más popular de las mujeres, sin embargo Adore Me, le está pisando los talones a través de una estrategia de negocio más a la moda.

De acuerdo con el portal de negocios, Business Insider, la nueva competencia de Victoria´s Secret,  Adore Me, está determinada en arrebatarle el reinado a la marca más popular de Estados Unidos de ropa interior las mujeres.

De acuerdo con la revista Inc, la compañía fundada en el 2010 de retail ocupa el puesto número 14 de acuerdo con el ranking 5000 Inc, de 2015, pues está creciendo a un ritmo relativamente más acelerado. De acuerdo con la prestigiosa revista, en los últimos 3 años la compañía ha crecido un 15.606% recaudando en el 2012 más de US$1 millón y que en el 2013, alcanzó cifras de US$5,6 millones.

Su exorbitante crecimiento continuó en el siguiente año, llegando a los US$ 16,2 millones. La directora de desarrollo de marca de Adore Me, Sharon Klapka, le explicó al portal en línea, Business Insider, sus intenciones de superar las ventas de la marca La Perla, para luego superar a la marca número 1 de ropa interior Victoria´s Secret.  

Business Insider enlistó las 5 estrategias que están haciendo que Adore Me, constituya un peligro para la hegemonía de Victoria´s Secret en el mercado de la ropa interior y le pise los talones con estrategias de negocio que consideran más las necesidades del consumidor que las de la marca.

1.    Ofrecer tallas para más segmentos

Mientras que Victoria´s Secret se concentra en el nicho de mercado de mujeres de tallas pequeñas, Adore Me ofrece mayor variedad de tallas con el propósito de alcanzar las consumidoras de tallas más grandes.

Por lo anterior, de acuerdo con Business Insider, la marca prioriza en ser más inclusiva con las diferencias de las mujeres, pero también, crece su presencia a través del mercado en línea, para una pluralidad de tallas.

2.    Uso eficiente de la tecnología

De acuerdo a lo que le contó Adore Me a Business Insider, la marca realiza variedad de pruebas A/B, las cuales son una forma sencilla para probar los cambios en el diseño actual de su página web y determinar cuales cambios ofrece mejores resultados. Además, la marca realiza encuestas en línea, para tener en cuenta la opinión de sus consumidoras. Por ejemplo, a la hora de determinar el corsé para poner en venta en el día de San Valentín.

3.    Estrategia de publicidad inteligentes


La directora de marketing de Adore Me, Chloe Chanudet, le contó a Business Insider que para sus comerciales publicitarios en la televisión, la marca ha estado tomando señales de YouTube para atraer a mercados más jóvenes, entre ellos, los millennials; digitalizados por naturaleza.

Chanudet, explica que "en vez de mirar lo que las otras marcas grandes hacen en la televisión, se le da más relevancia a lo que es tendencia en Youtube e Instagram”.

4.    Siendo más rápidos que los competidores

La marca se considera a sí misma como una compañía de retail de fast-fashion, pero por lencería en vez de vestuarios. Pero además con precios más accesibles que los habituales de Victoria´s Secret, que hace que llegue a mayor cantidad de consumidoras, y no solo a las de altos ingresos. Mientras tanto, Victoria´s Secret, ha intentado incursionar en adoptar un modelo de moda rápida, que de hecho es más accesible, pero menos exclusiva.

5.    Incluir en el equipo a una persona de la competencia 

Adore Me, lo menos que ha hecho para conquistar el mercado de la ropa interior, es copiar las estrategias de sus competidores, pero sí decidió acoger dentro de su equipo a Helen Mears, anterior empleada de Victoria´s Secret.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?