| 2/17/2015 12:20:00 PM

Fuddruckers llega a Colombia

La cadena de restaurantes de comida rápida, de origen estadounidense, que se especializa en hamburguesas, llegará al país mediante el modelo de franquicia.

La compañía cuenta con casi 200 restaurantes en América del Norte y tiene operaciones en Puerto Rico, República Dominicana, México, Chile, Panamá e Italia.

En el año 2011 Fuddruckers contaba con 56 restaurantes operados por la compañía y 129 franquicias a lo largo de Estados Unidos con una en Saskatchewan, Canadá y cuatro en Puerto Rico.

La sede central se encuentra en Houston, Texas.

La empresa es gestionada por Luby"s Inc., que cotiza en la bolsa de Nueva York, y que opera también las cadenas Koo Koo Roo y Cheesburger in Paradise.

Luby's, Inc. opera restaurantes bajo las marcas Luby's Cafeteria, Fuddruckers y Cheeseburger in Paradise, y ofrece gestión de servicios gastronómicos a través de su división Luby's Culinary Services.

Los restaurantes operados por la compañía incluyen 95 Luby's Cafeterias, 70 restaurantes Fuddruckers, 8 bares y restaurantes de servicio completo Cheeseburger in Paradise y un Bob Luby's Seafood Grill. Sus 95 Luby's Cafeterias están ubicadas principalmente en Texas. 

Además de los 70 locales Fuddruckers operados por la compañía, Luby's ha otorgado franquicias a 112 locales Fuddruckers en todo Estados Unidos (incluido Puerto Rico), Canadá, México, Italia y República Dominicana. 

La presentación tendrá lugar en Bogotá, el jueves 19 de febrero en el Hotel JW Marriott y estarán presentes Peter Tropoli, Director de Operaciones de Fuddruckers; Keith Coleman, VP Desarrollo de Franquicias Luby's Fuddruckers Restaurants, LLC; William Gabbard, Director Senior, Edwards Global Services, Inc; Daniel Nieves, Vicepresidente Grupo Char y Jeff Hamilton, Agregado Comercial de la Embajada de los EE.UU.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?