| 7/2/2013 5:50:00 AM

La base de la industria está en el campo

El presidente de Alquería, Carlos Enrique Cavelier, le contó a Dinero.com su percepción frente a la industria láctea del país en el contexto económico actual.

En el primer trimestre, Alquería registró una desaceleración en el crecimiento, registrando 6% comparado con el año anterior. Sin embargo, el presidente de Alquería, Carlos Enrique Cavelier, sigue apostándole a un crecimiento a final de año de doble dígito.

¿Cómo ve el contexto económico y el clima de negocios en Colombia?

Colombia va disparada. Si así vamos bien, con la Paz firmada seríamos imbatibles. Hay un dicho que dice que "los campesinos nunca estamos contentos", por eso creo que el país está listo y debe hacer esfuerzos para estar entre el 6% y 7% de crecimiento. Este es un proceso que debe ser una propuesta conjunta entre empresarios, organizaciones y Gobierno.

¿Cómo impacta esa percepción en el sector lácteo?

Creo que el crecimiento en el 2013 ha sido bueno. El 2012 fue mejor, pero por el decrecimiento del 2011 causado por las inundaciones.

Colombia tiene que poder subir el consumo de quesos y yogures, porque en leches estamos entre los consumos per cápita más altos de América Latina.

¿En ese contexto, cuál es el panorama del sector lácteo?
 
Lo importante es que empecemos a diferenciar el corto del largo plazo. El Ministro de Agricultura ha sido práctico y pragmático al poner en funcionamiento el Fondo de Estabilización de Precios (FEP) y esperamos que estos recursos lleguen pronto para poder exportar la leche en polvo sobrante.

Pero debemos prevenir  que el largo plazo se quede simple y llanamente en el imaginario, porque no hay tiempo para resolverlo y porque el corto plazo se vuelve siempre  demasiado urgente.

Colombia tiene que producir más leche por finca para ser más competitivo. Puede que esto no sea tan cierto en el trópico alto, pero definitivo en el trópico bajo, además de importante para subir la productividad; y estos excedentes hay que exportarlos.

El consumo no va a crecer tan rápido como puede crecer la oferta y eso es cierto también en otros sectores, tal como lo comenta Rafael Mejía presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia en su entrevista a la revista Semana.
 
Uno de los temores del sector son los TLC vigentes y los  que están en negociación, ¿Cómo ve Alquería las cosas y que está haciendo para lograr la competitividad que se requiere?

Cuando Colombia tenía una economía cerrada y no era autosuficiente, los indicadores claves eran precio y volumen por vaca. Ahora tienen que ser costo por litro y litros por hectárea, porque la economía del mundo es una sola. Así mide el primer exportador del mundo que es Nueva Zelanda la productividad de sus fincas, y así debemos medirla nosotros.

El mundo se está integrando y uno tiene que anticiparse, y en el sector lechero no hemos actuado a tiempo. Claramente los problemas son de productividad y acceso de la cadena por parte de los pequeños productores.

¿Cuáles son las mayores dificultades de la industria láctea en Colombia?

Necesitamos del Gobierno, sobre todo, educación campesina y asistencia técnica para sacar a los campesinos adelante.

Empresas como Alquería, estamos haciendo la tarea pero no necesariamente con la articulación y dimensión que se requiere y sin la coordinación  nacional desde el Gobierno para tener impactos más grandes.

En Alquería estamos trabajando en esto con, por ejemplo,  el programa que adelantamos con 1.100 productores de leche en la zona de La Macarena,  con el propósito de garantizarles la compra de leche y apoyarles el desarrollo de sus fincas. Pero igualmente, necesitamos una política clara para sacar los excedentes del país.

¿Cuánto está invirtiendo Alquería en su plan de expansión y estrategia para ganar competitividad?

Todo. La inversión es permanente para crecer y ganar competitividad en todos los frentes. Desde el apoyo al campesino, centros de acopio, nuevos productos y tecnologías. El que no lo haga no sobrevive.

¿Hay planes para instalar más plantas? ¿Dónde y cuánto les costará?

Por ahora no. Creo que tenemos las adecuadas para estar presente en todo el país.

¿Qué debería hacer el gobierno para impulsar más el sector?

Pedirles a los procesadores de leche que voluntariamente somos el canal para llegarles a los productores con asistencia técnica y educación para los campesinos, para fortalecer  los modelos de negocio.

En ese sentido, hago un llamado a la voluntad para que los procesadores que llegamos todos los días a comprar la leche a miles de campesinos, sigamos apoyando el sector a nivel nacional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?