| 11/10/2015 12:05:00 AM

Las empresas avanzan en el diseño de las ‘oficinas virtuales’ del futuro

Las empresas han afrontado una verdadera revolución tecnológica por cuenta de los teléfonos inteligentes, la computación en la nube y sobretodo el internet, una herramienta en la que se cimentarán las bases de las ‘oficinas virtuales’ del futuro.

El teletrabajo ha dejado de ser una ilusión para convertirse en una realidad para las compañías más exitosas del mundo, que han identificado en esta modalidad una fórmula para aumentar su competitividad y ahorrar costos operaciones. Lea también: Los empleados que trabajan desde la casa son más productivos: MinTIC

Es por esta razón que cada vez cobra más importancia la movilidad empresarial, un concepto que hace referencia a la capacidad que tienen las compañías de desarrollar soluciones tecnológicas que le permitan a sus empleados comunicarse y trabajar de forma remota.

América Latina también se inserta en este modelo gracias al avance que ha tenido en materia de acceso a las tecnologías y conectividad a internet, la cual se duplicó entre 2006 y 2013 (actualmente el 46% de la población tiene acceso a la red).

El ecosistema móvil latinoamericano es muy fuerte. De hecho, me parece que tiene ciertas ventajas respecto a mercados como el de Estados Unidos, Europa o Asia”, complementó el cofundador de la compañía de base tecnológica Global Kinetics, Jeff Wallace.

El ejecutivo, quien participará esta semana en el Tigo-Une Fórum Colombia 2015 con su presentación sobre las siete claves de éxito en la movilidad empresarial, consideró que la región tiene un sinnúmero de oportunidades para participar en la creación de esas soluciones, ya que allí hay "muy buenos desarrolladores, diseñadores y codificadores".

Wallace adelantó en una entrevista concedida a Dinero que durante el foro, organizado por la compañía especializada en el sector de las telecomunicaciones recientemente integrada, les explicará a los empresarios colombianos la importancia de formar un ‘Consejo de Movilidad’ que vele por desarrollar e implementar la modalidad del trabajo remoto.

El directivo recomendó que todas las inversiones que se realicen en materia de movilidad empresarial deben tener una gran proyección futura, pues es importante tener en cuenta el acelerado ritmo con el que se generan las transformaciones tecnológicas en el mundo actual. 

La idea es invertir de la manera más sabia, apropiada, sabiendo que los cambios en esta área ocurren de manera muy rápida”, apuntó Wallace, considerado un defensor de la política empresarial conocida como ‘Bring your own device’ o BYOD (Trae tu propio dispositivo).

Esta estrategia consiste en que los empleados puedan utilizar sus propios dispositivos - bien sea computadores, teléfonos inteligentes o tabletas digitales - en las actividades diarias del trabajo presencial con el objetivo de que se sientan más cómodos usando la tecnología con la que están familiarizados.

De hecho, esta estrategia ha cobrado gran valor al interior de las empresas porque a diferencia de lo que sucedía antes, ahora los empleados están equipados con dispositivos inteligentes más avanzados que las mismas organizaciones. 

El BYOD también les permite unificar todos los recursos digitales de la compañía en un solo dispositivo, lo que supone grandes facilidades para los empleados pero también un enorme reto en materia de seguridad para las compañías, según lo manifestó Jeff Wallace. 

Uno de los mayores riesgos es el robo de información ya que “los hackers están siempre al acecho”, apuntó el experto, quien considera que los sistemas de protección de los dispositivos de los usuarios no siempre cumplen con los estándares necesarios para reservar la información valiosa. 

El robo de los artefactos electrónicos que almacenan los datos corporativos o el uso indebido de los mismos por parte de los empleados, son otros de los desafíos que tendrán que afrontar las empresas en las próximos años para hacer más viables estas estrategias que conducen hacia la movilidad.

El éxito de las apps está en la experiencia

Jeff Wallace sabe con precisión cuáles son las necesidades empresariales que podrían resolver las aplicaciones móviles y por ello mencionó el principal elemento que debería considerarse a la hora de diseñar una solución de este tipo.

Los desarrolladores de estas herramientas, según el ejecutivo, “no deberían subestimar la experiencia del usuario” ya que su prioridad es resolver las necesidades del usuario final de la manera más simple.

Las personas descargan aplicaciones y luego las borran debido a una pobre experiencia de usuario. Es algo muy común que las empresas pasan por alto y es en lo que más deben enfocarse”, concluyó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?