| 7/12/2013 11:21:00 AM

Isagen pagó, pero a ‘regañadientes’

Según la decisión del Consejo de Estado respecto del Laudo proferido dentro del proceso arbitral de la construcción de la Central Hidroeléctrica Miel I, Isagen le pagó a la constructora Norberto Odebrecht, Almstom y Kvaerner Energy AS.

Después de haber surtido los trámites legales y administrativos necesarios, la compañía procedió a realizar pago por la suma de $125.334.704.775, en favor de las empresas Constructora Norberto Odebrecht, Almstom y Kvaerner Energy AS, conforme a los términos estipulados en el respectivo Laudo.

Sin embargo, aún con el pago, Isagen ha instaurado una acción de tutela ante la Sección Cuarta del Consejo de Estado, pues estima es su deber agotar todas las instancias que la Ley consagra para defender los intereses de sus accionistas y de recursos afectos al interés público, más aún cuando considera existen suficientes y sólidos argumentos que sustentan sus pretensiones.

De acuerdo con el comunicado expedido por la compañía, la realización de este pago no afecta en manera alguna los Estados Financieros de la Compañía, toda vez que dicha suma había sido provisionada en su totalidad desde el ejercicio del año 2010 y actualizada contablemente, mes a mes, hasta la fecha.

Esta situación fue informada en reiteradas oportunidades al Mercado Público de Valores, a los accionistas de la Empresa y a través de los Informes de Gestión de los años 2011 y 2012.


Cabe recordar que la construcción de esta hidroeléctrica concluyó en 2000 actuando como contratista el Consorcio Miel integrado por Constructora Norberto Odebrecht, Grupo Mexicano de Desarrollo, Asea Bravo Boveri Ltda de Brasil, ABB SAE Sadelmi SPA y Kvaerner Energy y el 12 de Noviembre de 2004 el Consorcio Miel presentó una demanda arbitral contra Isagén con el fin de que un Tribunal Arbitral Internacional resolviera las controversias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?