| 5/12/2015 4:30:00 AM

La nueva tendencia mundial de las pymes

Un estudio hecho por el Banco Mundial evidenció que las nuevas pequeñas y medianas empresas que invierten en tecnologías limpias tendrán un mayor retorno de su inversión e impactarán positivamente sus regiones.

Las sequías, la erosión, las inundaciones y los altos niveles de contaminación en el mundo dejaron de ser un mito y una amenaza para convertirse en un problema real que afecta a las economías y a las sociedades en todos los continentes del planeta.

De hecho, una investigación realizada por el diario Nature concluye que los seres humanos han causado una reducción del 10% en el número total de diversidad de animales y plantas salvajes en los últimos 500 años. Siendo también responsables de una reducción del 13% en el número de especies.

Por tal motivo el Banco Mundial (BM) se dio a la tarea de hacer un seguimiento a las pequeñas y medianas empresas en el mundo, para estudiar el impacto que causarán estos proyectos en el ambiente y el desarrollo de las naciones, proyectando además el impacto que podrían tener sobre sus propios proyectos.

En el estudio realizado en 15 potenciales mercados desarrolladores de empresas con tecnologías limpias, el BM concluyó que con la implementación de un marco regulatorio legal, innovación financiera, nuevos mercados y el desarrollo de tecnologías de emprendimiento junto con la aceleración de negocios, las pymes se pueden convertir en el eje de las economías sostenibles mundialmente.

Tendencias actuales del sector sugieren que para la próxima década, la inversión mundial en tecnificación verde podría llegar a los US$6,4 trillones, de los cuales US$1,6 trillones provendrán de pymes y grandes empresas. Recursos que se direccionarán a diferentes sectores de la siguiente manera.


Fuente: Informe anual de tecnologías sostenibles del Banco Mundial

Con el panorama mencionado anteriormente, la entidad mundial sugirió a las empresas que aún no deciden jugársela por la sostenibilidad a través de tecnologías limpias, tomar la decisión de comenzar sus negocios con elementos que las hagan más fuertes y resistentes a los cambios climáticos.

Dicho lo anterior, las tendencias sugieren que para 2023, las tendencias regionales se comportarían de la siguiente manera:

Latinoamérica: Inversiones por US$349 millones en aguas residuales, bioenergía y agua.

África:
Inversiones por US$235 millones en aguas residuales, hidrógeno y agua.

Asia:
Inversiones por US$415 millones en bicicletas eléctricas, energía solar por concentración y energía eólica terrestre.

Rusia: Inversiones por US$66 millones en plantas de tratamiento de aguas residuales.

Pareciera que el retorno sobre cada una de estas inversiones fuera nulo teniendo en cuenta las condiciones actuales de recursos hídricos, trabajos bien remunerados, resistencia al cambio climático y acceso a energías. Sin embargo el panorama para dentro algunos años podría llegar a depender de estos factores de los que gozarán sólo aquellos que inviertan en el cambio lo más pronto posible.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?