| 11/6/2013 8:40:00 AM

ISA de compras en Brasil

Una de sus filiales, Internexa, adquirió una empresa de redes de transporte que opera en Río de Janeiro por US$88 millones.

La nueva adquisición de Interconexión Eléctrica S.A., ISA, es la brasileña Nelson Quintas Telecomunicações que opera actualmente en el Estado de Rio de Janeiro.

La transacción se llevó a cabo a través de Internexa Participações S.A., subsidiaria de Internexa, que a la vez es filial de ISA, y está domiciliada en territorio brasilero.

La operación será financiada con créditos en el mercado local y con aportes de capital por parte de Internexa Participações S.A.

Adicionalmente, el 28 de octubre pasado, previa autorización de su Junta Directiva, ISA desembolsó un empréstito externo, por un monto de US$41 millones a favor de Internexa Participações. Estos recursos serán destinados a la financiación del Plan de Inversiones de su filial en Brasil.

Internexa también recibió el apoyo de IFC, Corporación Financiera Internacional, músculo financiero del Banco Mundial, en la financiación y estructuración de proyectos de telecomunicaciones y tecnologías de la información en Brasil. El aporte será de US$50 millones.

Internexa S.A. es una empresa de telecomunicaciones de propiedad de ISA que ha venido desarrollando operaciones en los principales países de Suramérica, llevando al mercado su modelo de negocios y generan do conectividad entre los diferentes países de la región.

El negocio de telecomunicaciones de ISA, a través de Intenexa, ha logrado expandirse en Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela son 12.000 km de red de fibra óptica en Latinoamérica.

Este segmento hace parte de las metas del Grupo ISA al 2016, tiempo en el que se espera que el 20% de los ingresos del grupo provengan de negocios distintos al transporte de energía eléctrica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?