| 5/30/2016 12:01:00 AM

Innovadores subversivos: inconformes desobedientes

Grandes emprendedores y visionarios sin saberlo, han sido expertos aplicando técnicas subversivas.

Grandes emprendedores y visionarios sin saberlo, han sido expertos aplicando técnicas subversivas, dando lugar a reacciones muy hostiles por parte de las estructuras de autoridad establecidas.

No pasa  un día sin que se registre en un evento  o un artículo en la prensa cómo los empresarios cambian el mundo y no necesariamente se habla de tímidos o improvisados prototipos en el sótano o garaje de alguien. En el mundo se gestan a diario movimientos que quieren cambiar radicalmente el orden  mundial.  Grandes  emprendedores y visionarios sin saberlo, han  sido expertos  aplicando técnicas  subversivas,  dando lugar  a  reacciones  muy  hostiles  por  parte  de  las estructuras de autoridad establecidas.

Pareciera que el sentimiento de conformismo obediente cada  vez ha ido desapareciendo para dar vida a un estilo, por cierto muy de los milenicos, de “el cielo es el límite”. No hay duda que estas nuevas  generaciones son críticos de nacimiento y resultan desde  el punto de vista de la innovación, altamente aptos  y son naturalmente mucho  más  incómodos, subversivos y revolucionarios, obvio por su  misma forma  de  ser.  Son generaciones emergentes que  tienen instalado un  “mindset” finamente diseñado para replantear los paradigmas existentes y desarrollar innovaciones radicales, disruptivas e inesperadas. ¿Cómo  las grandes  empresas y corporaciones pueden  “resistir” a tales transformaciones sociales y técnicas?

La innovación subversiva se  refiere al planteamiento de  emprendimientos orientados a derrocar estructuras de autoridad establecidas, refiriéndose a las fuerzas  culturales y económicas predominantes, como por ejemplo los bancos, los taxistas, los hoteles, etc. buscando la disolución de la hegemonía existente, compitiendo por la misma demanda y democratizando la oferta. En el caso de Uber, su funcionamiento desestructura la forma tradicional de transporte  a través de taxi. Airbnb por ejemplo, es una competencia desestabilizadora del sector hotelero y modificó la forma como el mundo  se hospeda.  Netflix, por su parte, amenaza la televisión tradicional. El Bitcoin por ejemplo, busca  eliminar los bancos.  En tales casos,  la estructura de autoridad establecida resulta altamente incompatible y de muy baja tolerancia con la nueva  oferta, por ser claramente un nuevo sustituto que destruye  valor en un lado de la ecuación, para crear valor en el otro.

El innovador subversivo se caracteriza por aprender a crear valor sostenible en entornos inciertos, con pocos recursos  y entendiendo el “dolor” del cliente, además de su exquisito gusto por desestructurar el orden establecido. Es fundamental el papel de este tipo de innovador en la dinámica empresarial y económica, porque su éxito obliga a las estructuras de autoridad establecidas a salir de su zona de confort y obligarlos a reinventarse y pensar y actuar de manera  diferente para “salirle adelante a la crisis”, lo que  sin duda,  genera  nuevas  ofertas  de  valor y mayor capacidad de  decisión en  los usuarios.

En general, estos  nuevos  innovadores resultan poco tolerantes e inconvivibles con las estructuras establecidas y su estilo de vida está basado en cuestionar nuestro mundo. Son alteradores del orden político, social o moral establecido y quieren imponer un nuevo sistema altamente incompatible con lo hegemónicamente establecido. Bienvenidos inconformes desobedientes.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.