| 10/9/2015 5:00:00 AM

El secreto de una compañía que permanece 150 años en el mercado

La industria química en Colombia parece ser inmune a la desaceleración que sufre actualmente la economía luego de la desestabilización que generó el sorpresivo desplome del precio del petróleo. La compañía alemana líder mundial en el sector, explica cómo llegó a cumplir 150 años en el mercado mundial.

La compañía de la industria química BASF, fundada en el año 1865 en la ciudad de Ludwigshafen, Alemania, y actualmente líder mundial, proporciona un portafolio de productos altamente diversos desde  químicos, plásticos, productos de performance y protección de cultivos hasta petróleo y gas.

Esta gama de productos en el mercado mundial le generó ventas de 74.000 millones de euros el año pasado posicionándola como la compañía de químicos líder en el mundo.

El éxito de BASF se gestó a partir de la innovación con la producción de tintes para registrar en 1880 la invención del índigo que actualmente es utilizado para la fabricación del denim, materia prima de los jeans.  
Pero además, desarrolló la cinta de los casetes, herbicidas, para en los años 80, haber desarrollado productos de aseo como los jabones y detergentes. Pero además, ha permanecido como una compañía líder en responsabilidad social como miembro fundador de la agencia para la sostenibilidad empresarial del Global Compact de Naciones Unidas.

La mayoría de los productos químicos, entre ellos los productos de BASF, se encuentran directa e indirectamente en el uso diario desde los jeans, hasta los detergentes y esta es una de las razones por la que es posible que se mantenga en los mercados de todo el mundo por más de un siglo.

Pero más allá de generar producción o materias primas para bienes de necesidad básica, el director de BASF para Venezuela, Ecuador y Colombia, Alberto Zúñiga, le atribuye su éxito a la permanente innovación a través de la ciencia y la autosuficiencia de la producción de la compañía en sus 13 unidades de negocio.

La diversificación de la compañía y el éxito de ésta de acuerdo con Zúñiga  radica en la integración que existe dentro de la producción de todo dentro de la producción, es decir, “procesos químicos que pueden generar energía calórica, esa energía es utilizada en otros procesos químicos así como los subproductos  de un proceso, se utilizan como materia prima en otros procesos.”

Además de la autoeficiencia de la integración en los procesos productivos, pero a su vez, Zúñiga explica que hay una integración en la investigación y desarrollo, en donde BASF, “tiene plataformas de investigación en Europa, Asia, Latinoamérica, y estas plataformas aprenden para desarrollar nuevos productos; se destina una inversión de alrededor de 2.000 millones de euros, en investigación y desarrollo al año.

En ese sentido,  el 25% de desarrollo, va principalmente hacia agroquímicos y esto permite tener entre 1.200 y 1.400 patentes, número registrado en el 2014.

Los productos de BASF, se encuentran en cada país, de acuerdo a la estructura económica del país como por ejemplo en Colombia BASF, se concentra en el mercado de agroquímicos, siendo un país tradicionalmente agricultor pero también en la industria de plásticos y productos para el hogar.

La química está en todos los días de las personas y pese a que la producción de químicos es criticada por su impacto ambiental, de acuerdo con Zúñiga, “Nosotros contemplamos el posible impacto de los productos químicos entorno al equilibrio medioambiental, social y económico”, sobre todo en la producción de productos que hacen más eficientes los procesos de variedad de industrias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?