| 6/4/2014 7:00:00 AM

Lufthansa encuentra en Latinoamérica su zona de confort

Aunque en el mundo la industria aérea en general dice que está pasando un trago amargo, en América Latina los resultados muestran un panorama más alentador. La aerolínea alemana Lufthansa se consolida en la región.

En su conferencia anual en Doha (Catar) la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) reveló sus perspectivas para 2014. La industria espera obtener este año una facturación de US$18 billones y una ganancia de US$750 millones, lo que representa un margen de tan solo el 2%. 

Estas previsiones son optimistas con respecto a los peores resultados que se registraron el año pasado, pues solo en Europa el margen de ganancia de todas las aerolíneas fue del 1,3%. Por su parte, Lufthansa tuvo en el 2013 un margen del 2,5%, lo que la ubica en el top de los márgenes de ganancias de las empresas del sector en el Viejo Continente por debajo de las de bajo costo (Ryanair y Easyjet). 

Nils Haupt, director de comunicaciones corporativas para las Américas de Lufthansa, explica que la ganancia por tiquete vendido en todas partes del mundo en las tres clases (ejecutiva, primera clase y económica) en promedio es de US$5,60. 

“Esto quiere decir que un avión con capacidad para 300 pasajeros que viaja lleno y aterriza en cualquier aeropuerto del mundo, después de un vuelo de ocho o 10 horas, tiene una ganancia de US$1.500”, afirma el directivo. 

El mercado más importante para la aerolínea es Europa; en el segundo lugar se encuentran las Américas donde tiene una facturación de 2,5 billones de euros; luego viene Asia y en cuarto lugar, África y en Medio Oriente. 

“Aunque Europa es nuestra operación más importante, Latinoamérica juega un rol fundamental para la aerolínea y vemos a esta región como un mercado en crecimiento constante. Solo hay dos mercados donde en los últimos años hemos crecido más del 50%: México y Brasil”, dice Haupt.

Este comportamiento positivo obedece a que la empresa atiende donde están sus clientes. Tanto en México como en Brasil, la industria alemana tiene una fuerte presencia. En estos países está el sector automotor, las farmacéuticas, máquinas de construcción, y en el segmento eléctrico como Siemens y Bosch. Además, para Alemania, ambas naciones son socios estratégicos. 

En Colombia, por su parte, el balance también es muy positivo, señala Felipe Bonifatti, Director de Lufthansa Colombia, Ecuador y Perú: “Mientras que la ocupación mundial de la aerolínea fue del 79%, en Colombia el porcentaje estuvo por encima de la media mundial y nuestros aviones salieron con más del 80% de ocupación todos los días”. 

Desde el año pasado, la empresa tiene un vuelo diario entre Colombia y Alemania y además, aumentó su capacidad a 326 sillas, lo que significó una movilización aproximada de 190.000 pasajeros. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?