| 10/13/2017 6:25:00 AM

Por medio de los fertilizantes se busca impulsar el agro en Colombia

La empresa dedicada a la producción de fertilizantes, Yara, adelanta en el país un plan de inversión y crecimiento cercano a los US$90mm, dentro del cual se encuentra el proyecto de Yotoco; a 100 kilómetros de Buenaventura.

De acuerdo con la empresa, este proyecto constituye la terminal de última generación para el almacenamiento, mezclado, empaque y despacho de fertilizantes tanto Premium (YaraLiva, YaraVera, YaraBela y YaraVita) como productos tradicionales commodities (úrea, cloruro de potasio, fósforo, sulfato de magnesio y sulfato de amonio, entre otros).

Para Yara es la más grande de su tipo en Latinoamérica, con capacidad de 66,000 toneladas de granel y 15,000 toneladas de productos en bolsas, además de un sistema de mezclas con capacidad de 200 toneladas por hora.

Dinero habló en exclusiva con Yara acerca de sus planes de inversión y expansión en Colombia y la compañía reveló que, por ejemplo, hay proyectos que permitirán centralizar las operaciones de Yara en Yotoco, municipio del Valla del Cauca.

¿Cómo va el plan de inversión en el que se encuentra el proyecto de Yotoco?

Yotoco hace parte de un ambicioso plan de inversiones en Colombia, que hoy asciende a US$85.5 millones. Es el proyecto de infraestructura más importante de Yara en la región. Está ubicado a unos 100 kilómetros de Buenaventura, en la rotonda de Mediacanoa en Yotoco (Valle del Cauca), y constituye una terminal de última generación para el almacenamiento, mezclado, empaque y despacho de fertilizantes tanto Premium como de productos tradicionales o commodities.

Esta será la planta propia más grande de su tipo para la unidad de negocios de Latinoamérica. con capacidad de 66.000 toneladas de granel y 15.000 toneladas de productos en bolsas, además de un sistema de mezclas con capacidad de 200 toneladas por hora.

Este proyecto nos permitirá centralizar la operación de mezclas y distribución en un mismo lugar, con acceso a las principales rutas del país, hacia el norte, sur e interior del país. Su costo total es de US$35 millones y actualmente se encuentra en un 50% de avance; esperamos que su construcción culmine en julio del año entrante.

Lea también: La agricultura de nuevo será protagonista

Para el 2018 también estamos reforzando la operación en Cartagena con el reemplazo de una banda que transporta materias primas desde el Puerto de Buenavista hasta nuestra planta de producción en Mamonal, la reconstrucción de bodegas de materias primas para duplicar nuestra capacidad y una nueva terminal dedicada 100% a mezclado y distribución de fertilizantes Premium.

Todos estos proyectos de modernización en Cartagena, sumados a una nueva bodega de almacenamiento que adquirimos en el Golfo de Urabá, constituyen los restantes US$50,5 millones que estamos invirtiendo localmente.

¿Se ha evidenciado un real crecimiento en el agro colombiano luego de que los agricultores trabajen en conjunto con Yara y sus productos?

En los últimos 15 años, el sector agropecuario en Colombia solo ha crecido por encima de la economía nacional en tres oportunidades (años 2002, 2013 y 2015). Es difícil determinar con exactitud cuánto de este crecimiento está dado por el aporte directo de los agricultores que trabajan con nosotros.  Lo que si podemos afirmar es que la mayoría de los cultivos de importancia económica en Colombia se han beneficiado en productividad y calidad, gracias tanto a nuestras soluciones nutricionales como a la transferencia de conocimiento técnico de nuestro equipo en campo

Este año celebramos el 30 aniversario de nuestra primera venta en Colombia y 25 años de instalar nuestra presencia directa en el país, lo cual ratifica nuestra apuesta por el agro colombiano y la expectativa que tenemos para seguir creciendo en el mercado. También estamos convencidos de que nuestros programas de fertilización pueden hacer crecer mucho más la producción de los agricultores colombianos y aumentar considerablemente su rentabilidad.

El agro es hoy el tercer sector que más genera oportunidades de empleo, después de comercio y servicios, y nuestro deber es continuar desarrollando su potencial.

Una iniciativa que está haciendo crecer a nuestros agricultores es el Yara Champion Program. Este proyecto se impulsa desde hace cuatro años en Colombia y nos ha permitido promover mejores prácticas, aumentar la productividad del campo y mejorar la calidad de sus productos. En 2017 lanzamos la cuarta versión para café y la primera de papa. Ha sido todo un éxito porque el programa también conecta a productores con compradores de la cadena de valor, que están dispuestos a pagar más por su cosecha. De esta forma, vamos más allá de entregar soluciones para la nutrición de cultivos y nos enfocamos en compartir conocimiento.

Puede interesarle: MinAgricultura cubrirá parte del costo de transporte de arroz paddy en Arauca

¿Cómo sus fertilizantes aportan positivamente al medio ambiente? ¿Hay alguna estrategia sostenible?

La misión de Yara es alimentar el mundo de manera responsable y proteger el planeta. En ese sentido, somos conscientes del papel que los fertilizantes deben jugar en la sostenibilidad agrícola y la seguridad alimentaria. Hoy nuestras soluciones para la nutrición de cultivos contribuyen al medio ambiente en tres aspectos: aumentar la productividad para evitar el agotamiento del suelo, compartir buenas prácticas entre agricultores y adoptar tecnologías para reducir la huella de carbono en nuestra operación.

A nivel global somos miembros de la iniciativa “Cero Deforestación” de Tropical Forest Alliance 2020, que básicamente articula esfuerzos entre el sector privado y el Gobierno para usar mejor la tierra cultivable y mitigar la tala de bosques, en cadenas que buscan aumentar la superficie productiva.

Asimismo, cabe anotar que Yara no solo produce y comercializa fertilizantes. Tenemos otro gran segmento de negocio en el que desarrollamos soluciones medioambientales para mejorar la calidad del aire y el agua, incluyendo la reducción del NOx, el control de olores, el tratamiento de aguas y la prevención de la corrosión en infraestructuras. Los buses del SITP en Bogotá, por ejemplo, tienen filtros con úrea suministrados por Yara, para minimizar su cantidad de emisiones.

¿En qué ciudades de Colombia aún no tienen presencia? ¿Y cuándo empezarán a trabajar en ellas?

Con nuestro equipo Comercial y los canales de distribución tenemos presencia en casi todas las ciudades del país. Asimismo, contamos con un equipo de agrónomos altamente calificados, que apoya agricultores en prácticamente todas las regiones donde hay cultivos; hoy nuestro mayor foco son las zonas de siembra para café, papa, palma y pastos (para ganadería y producción de lácteos), pero tenemos penetración en muchos otros cultivos. También nos interesa participar en los proyectos que el Gobierno Nacional quiere impulsar con la cadena de valor, para aumentar las agroexportaciones y desarrollar zonas de posconflicto.

¿Cómo van las ventas en el país?

Entre 2015 y 2016, la compañía incrementó un 8.8% su volumen de ventas, como consecuencia de un incremento significativo en las líneas de fertilizantes NPK, mezclas y nitrato de amonio. En el primer trimestre del 2016, el mercado local tuvo una demanda reducida, debido principalmente al Fenómeno de El Niño; luego, en los tres siguientes trimestres, registramos una aceleración importante gracias al mejoramiento de condiciones climatológicas. 

Recomendado: Yara Colombia alista emisión de acciones

Este año las condiciones han sido favorables, vamos muy bien en ventas de fertilizantes. Si bien es cierto que el mercado de fertilizantes en Colombia es estable, este año calculamos un crecimiento cercano al 2%. Nuestro esfuerzo seguirá concentrado en desarrollar fertilizantes con compuestos minerales adaptados a las necesidades de cada cultivo, además de fortalecer programas que premien a los agricultores por usar soluciones de nutrición vegetal que optimicen sus cultivos y eleven sus rendimientos, tanto en producción como en calidad.

¿Fenómenos naturales como ‘El Niño’ han afectado a Yara directamente en materia de operaciones, producción, ventas?

Sin duda, el año pasado el Fenómeno El Niño provocó un efecto negativo en toda la producción agrícola del país. En temporada de sequía los agricultores retrasan su campaña o prefieren definitivamente no sembrar, y eso tiene un impacto en las ventas del mercado de fertilizantes. Pero este año el clima ha sido muy favorable y con la recuperación de la confianza hemos visto un aumento significativo en el consumo de productos Premium de especialidad.

Para Yara, el cambio climático podría constituir también una oportunidad, porque una fertilización adecuada del suelo puede ayudar a que el agricultor mantenga o aumente sus niveles de producción, incluso en condiciones adversas. Esto beneficiaría enormemente a los consumidores, que usualmente reciben el coletazo de la escasez con la subida en los precios de los alimentos.

¿Qué proyecciones tienen para dentro de dos años?

Con los nuevos proyectos que entran en operación al finalizar este año, en nuestra planta de producción y el puerto de Cartagena, así como los que están por venir en el 2018 en para el Pacifico, esperamos consolidar nuestra posición en Colombia como empresa líder en el sector de nutrición de cultivos, altamente eficiente, con toda la capacidad y la oferta de soluciones, que permita a todos los agricultores colombianos producir más y con mejor calidad cada uno de sus cultivos.

Visite: Finagro tiene listos $250.000 millones para maquinaria y equipos agropecuarios

Asimismo, esperamos garantizar que esta mayor productividad se haga de manera rentable y responsable, protegiendo los recursos de la tierra, los alimentos y el medio ambiente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 527

PORTADA

Ranking de las marcas más poderosas en las redes sociales 2017

Las redes sociales se han convertido en un medio de interacción de las empresas con sus audiencias. Invamer y Dinero entregan los resultados de cómo las gestionan 100 de las principales marcas del país.