Dinero.com Revista Dinero

El precio promedio pagado al lechero por cada litro cayó en $126.

| 2/18/2013 12:30:00 PM

Importaciones se la ponen negra a la leche

Entre diciembre de 2012 y enero de 2013 el precio promedio pagado al lechero por cada litro cayó en $126, lo que corresponde a un descenso del 10,2%.

Debido a que durante el 2012 entraron 28.594 toneladas de leche al país, lo que significa un incremento del 369% frente a las importaciones de  2011, el sector prevé un panorama difícil para el negocio.

Así lo afirma el presidente de Unión Nacional de Asociaciones Ganaderas Colombianas (Unaga), Ricardo Sánchez Rondón, quien expone que el sector lácteo está seriamente afectado y requiere tanto medidas de carácter coyuntural frente a la emergencia como de carácter estructural.

Dice que en cuanto a lactosueros  ingresaron 7.056 toneladas,  60% por encima del 2011. Los quesos tuvieron un incremento del 76% lo que corresponde a 1.145 toneladas. De mantequilla ingresaron 69 toneladas, 350% por encima del 2011 y de yogures y leches ácidas 65 toneladas, 86% por encima del 2011.

“Cualquier incremento en esta magnitud de un año a otro distorsiona el precio del mercado por la sensibilidad que hay en la formación interna del precio debido a la asimetría existente entre transformadores y ganaderos. Son sólo 6 empresas las que hacen la trasformación del 70% de la leche que va al mercado formal. Además, los industriales importan la leche en polvo y la reconvierten en líquida con un costo de producción por debajo del precio de compra a nuestros productores”, explica el presidente de Unaga.

La situación dio lugar a que entre diciembre de 2012 y enero de 2013 el precio promedio pagado al lechero por cada litro de leche cayera en $126, lo que corresponde a un descenso del 10,2%, lo cual hace que los ganaderos deban vender por debajo del punto de equilibrio.

La situación es más grave...

A los aspectos anteriores hay que sumarle situaciones inaceptables como el ingreso desmedido de importaciones -por encima de los contingentes asignados como en el caso de Argentina que superó el cupo en 3.803 toneladas-  y el ingreso de leche en polvo de países con estatus sanitario por debajo del nuestro, como Bolívia y Ecuador que exportaron 586  y  3.306 toneladas  respectivamente.

En los 7 tratados  que tiene Colombia firmados y en ejecución no tenemos admisibilidad sanitaria para exportar nuestros productos lácteos”, dice el presidente de Unaga.

Mientras Estados Unidos utilizó el 47% del contingente de leche en polvo y el 27% del contingente en quesos, Colombia sólo aprovechó el 4,2% de su cupo asignado, muestra de no poseer ventajas competitivas.

“Esto tiene que ver con varios aspectos: nuestros problemas de infraestructura; la tasa cambiaría; condiciones sanitarias y fitosanitarias; poca inversión en ciencia, innovación y tecnología; aunados con unas asimetrías marcadas (mientras los americanos producen  90 millones de toneladas, Colombia produce 6,4 millones y mientras en Estados Unidos hay  9,1 millón de vacas con  una productividad de 35 litros en Colombia tenemos 7.4 millones con una productividad de 4,1 litros)”, dice Ricardo Sánchez.

Pero los problemas van más allá. “La amenaza del Tratado de libre comercio con la Unión Europea, complicará la situación”, advierte el Presidente de Unaga.

¿Cuál es la solución?

Para Ricardo Sánchez Rondón, la difícil situación del sector lácteo amerita medidas de carácter coyuntural frente a la emergencia y de carácter estructural debidamente planificadas como:

1- Desarrollo de infraestructura vial, empezando en las cuencas lecheras. Es importante precisar  que Colombia solo tiene el 8.5% de las vías pavimentadas y de estas solo el 13% están en buen estado, el 51% en regular estado y el 36% en mal estado. En Colombia por cada 100 km cuadrados de área, 15 km tienen algún tipo de vía, mientras en USA la cifra llega a 67 km.

2-  Reducción de tarifas de energía en las zonas de producción.

3-  Reducción del impuesto predial  en las zonas rurales.

4- Desarrollo de proyectos de distrito de riego y la despolitización de los existentes en las zonas de mayor producción.

5- Establecer un norte con el concepto País para incrementar la productividad teniendo en cuenta el mejoramiento GENÉTICO, el aspecto sanitario, el manejo nutricional con materias primas de bajo costo, la asociatividad que permita la integración vertical desde la producción del alimento hasta la producción de derivados lácteos y la capacitación en manejo empresarial para el pequeño productor.

6-  Como política pública la regulación en la asimetría existente entre el productor, el transformador y el comercializador.

7- Establecer por parte del gobierno una posición clara y enérgica frente al Banco de la República en la intervención a la tasa de cambio, cuya revaluación del peso colombiano favorece la importación y estimula el contrabando.

Y en cuanto a medidas frente a la emergencia el presidente de Unaga propone:

1-  Adoptar una medida de salvaguardia al total de los contingentes asignados para el presente año, para corregir las distorsiones del mercado.

2- Realizar un efectivo control de los contingentes arancelarios otorgados por Colombia de parte de la DIAN, en coordinación con las autoridades competentes.

3- Las autoridades sanitarias deben poseer herramientas que permitan la previa inspección del estatus sanitario y de la inocuidad de las plantas de donde proviene la leche importada.

4- El gobierno debe aterrizar el mecanismo que le permita modificar la derogación del decreto 1673 del 13 de mayo del 2010 que establecía que la fecha de vencimiento de la leche en polvo importada debería tener mínimo doce meses de vida útil.

5- Independizar los requisitos sanitarios que deben cumplir las bebidas a base de leche y las mezclas lácteas en polvo.

6- Generar un subsidio a la producción como medida transitoria para regular el precio de litro de leche al productor.

“Aquellos que aducen que los tratados de libre comercio mal negociados dan lugar a un crecimiento así vayan en detrimento de la población rural que vive del sector lácteo, se marginan del propósito ético fundamental de cualquier modelo de desarrollo que es el de mejorar la vida de la gente. Solo si a los sectores rurales y a las economías familiares del campo se les apoya con un desarrollo rural integral, estas pueden sobrevivir y progresar en la globalización. Si se quiere avanzar en la modernización esto implica resolver los problemas críticos del sector rural en el que el campesinado es el principal protagonista y ha sobrevivido con la vaca que produce leche. La abrupta negociación de tratados de Libre Comercio inviabiliza el sector lácteo y aumenta la línea de pobreza de la población rural”, concluye.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×