| 10/31/2014 6:15:00 AM

Lo que implican las nuevas reglas de juego en las empresas

El experto en gobierno corporativo, Andrés Bernal, explica lo que pasará durante 2015 con la implementación del nuevo Código País de la Superintendencia Financiera.

Las empresas colombianas tienen nuevas reglas de juego que permitirán elevar sus estándares de acuerdo con mejores prácticas internacionales en materia de gobierno corporativo.

La iniciativa, promovida por la Superintendencia Financiera y con el apoyo de CAF -banco de desarrollo de América Latina-, permitirá, entre muchos factores, que exista una mayor proyección a los accionistas minoritarios, así como mejorar la encuesta de reporte a las empresas y de esta manera, la calidad del análisis a inversionistas.

En ese sentido, el socio de la firma Governance Consultants, Andrés Bernal, explica cuáles son los 10 principales aportes al mundo empresarial de lo que hoy se conoce como Código País y qué viene con su puesta en práctica.

1. Colombia, rumbo a la OCDE. El Código País será una contribución que tendrá profundas implicaciones para el acceso de Colombia a la OCDE. En general, el gobierno corporativo es donde el sector privado se acerca con mayor claridad a la dinámica de políticas públicas del país. El propio modelo de regulación, construido con el sector privado, demuestra que los empresarios quieren un país con mejores estándares en todos los frentes, y por ello, acceder a la OCDE es fundamental para ser un país serio.

2. Mejores prácticas para grupos empresariales.
La incorporación de buenas prácticas para grupos empresariales es un avance y un desafío para este tipo de modelos empresariales. Los conglomerados tendrán que tomar decisiones y sincerar muchos elementos durante 2015. Vienen muchas horas de discusión sobre el papel de las juntas directivas, los flujos de instrucciones y la interacción con accionistas minoritarios en filiales.

3. Juntas directivas ‘recargadas’. Estas recibirán mayor empoderamiento y mayores responsabilidades. No todas están preparadas y las otras, deberán hacer la transición con cautela. El proceso de instauración durante 2015 será casi imperceptible. Horas de trabajo para aprender y desaprender serán necesarias, pero tendrán un aporte significativo.

4. A la medida de todas las empresas. El nuevo código será una oportunidad para todo tipo de empresas, aunque es prioritario la implementación en 2015 para los emisores de valores, algunas empresas líderes se apoyarán en estas buenas prácticas para mejorar sus modelos de gobierno. Las empresas con participación del Estado y todas aquellas organizaciones sin accionistas claros de control, utilizarán este referente para mejorar su gobierno corporativo.

5. Más allá del modelo ‘cumpla o explique’. Este reconoce una responsabilidad de las empresas de gobernarse con mejores estándares y a los inversionistas les provee mejor información sobre dónde invierten. En este frente, el 2015 será solo un año de transición: los inversionistas se tardarán todavía en integrar los efectos de incumplimientos en sus modelos de inversión. Sin embargo, algunos inversionistas activos, locales e internacionales, empezarán a presionar tímidamente en segundo semestre de 2016.

6. Realidades saldrán a la luz. La evaluación de junta directiva jugará un papel fundamental en 2015. Progresivamente las juntas harán procesos más serios, profundos y sinceros que visibilizarán los miembros que no están haciendo bien su papel, aclararán la interacción esperada con la gerencia y se reflexionarán sobre sus modelos de operación para que aporten verdaderamente valor con sus decisiones.

7. Contribución al desarrollo.
Mejores prácticas significan mejores empresas, y estas a su vez, hacen un mejor mercado, lo que crea mayores oportunidades para el desarrollo y la calidad de vida de la gente. Estos efectos sólo se verán reflejados en 2018, aunque muchos ajustes madurarán en primer semestre de 2017.

8. Empresas maduras.
Muchas compañías perderán de vista que no se trata de cuántas prácticas, implementar, sino con qué calidad y como verdaderamente aportar a mejores procesos de decisión y control de las compañías. Algunas de ellas se conformarán con elaborar 30 nuevos documentos y políticas corporativas que exige el Código. Las empresas inteligentes harán procesos de implementación progresivos que impacten la cultura de la empresa y fortalezcan la calidad de sus decisiones.

9. Transiciones en el liderazgo.
Los presidentes de junta directiva son receptores naturales de este nuevo Código y su rol se modificará progresivamente. Algunos presidentes de juntas reconocerán que el nuevo Código les permite muchas cosas que siempre quisieron, pero al tiempo les demanda un papel más activo y más tiempo. En este frente, se verán transiciones muy interesantes en las juntas directivas colombianas.

10. Un tema de ‘moda’ en asambleas de 2015. Hasta el primer trimestre de 2015, habrá compañías que planearán y dimensionarán los ajustes, y habrá otras que los entenderán muy tarde, justo antes de enviar el reporte a la Asamblea de Accionistas en 2016.

“En 2015 el tema de gobierno corporativo será un protagonista recurrente en los órdenes del día de las juntas directivas colombianas. Los efectos esperamos que contribuya a un sector empresarial más sofisticado y en un país más comprometido con sus inversionistas”, concluye Bernal.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?