Revista Dinero

Empleados de Iberia se enfrentaron con la policía en el aeropuerto madrileño.

| 2/18/2013 11:30:00 AM

Huelga de Iberia tocó fondo

Al menos dos personas fueron detenidas en Barajas, centro de operaciones de Iberia, y dentro de la Terminal 4 del aeropuerto, donde los trabajadores en huelga se manifestaban.

Empleados de Iberia se enfrentaron con la policía en el aeropuerto madrileño de Barajas, en el primer día de una huelga dispuesta contra el recorte de más de 3.800 puestos de trabajo en la aerolínea española de bandera que obligó a cancelar más de 80 vuelos.

Al menos dos personas fueron detenidas en Barajas, centro de operaciones de Iberia, y dentro de la Terminal 4 del aeropuerto, donde los trabajadores en huelga se manifestaban.

Los planes de despedir a 3.800 empleados para abandonar los números rojos han desembocado en la mayor protesta que enfrenta la aerolínea en su historia y que se escenificó con la concentración de miles de trabajadores en la entrada de la Terminal 4 de Barajas, donde hubo choques con la policía.

Algunos de los manifestantes lograron romper el amplio cordón policial y entraron con silbatos en la terminal, en una protesta que se prolongará durante los próximos cuatro días en los que la aerolínea cancelará 415 vuelos aunque ya ha recolocado a cerca de un 86 por ciento de los pasajeros afectados.

Los paros afectan también a sus participadas Iberia Express y Vueling y a Air Nostrum, que también tuvieron que cancelar decenas de vuelos.

En total, está previsto que entre lunes y viernes se cancele alrededor de un 10% de los vuelos de larga distancia y alrededor de la mitad de cabotaje, algo más de 1.200 vuelos en total, aunque 60.000 de los 70.000 pasajeros afectados ya se han recolocado en distintos vuelos.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, trató de llamar a la calma a empresa y sindicatos aludiendo al daño económico de unos paros que previsiblemente se endurecerán en marzo, cuando los trabajadores de la aerolínea han convocado otras diez jornadas de huelga a la que también esperan sumarse los pilotos.

"Pido a ambas partes, a la dirección de Iberia y a los representantes de los trabajadores, que lleguen a un acuerdo porque una huelga de estas características, alargada en el tiempo, puede traer consecuencias negativas para la economía en general y particularmente para el primer sector de la economía española, que es el turismo", dijo Soria.

El turismo representa alrededor del 11% de la actividad económica española y es uno de los pocos sectores que crecen en el país, que sufre una prolongada recesión que ha hecho subir el desempleo a más del 26 por ciento.

Un reciente informe de Banco Sabadell estimaba que las tres semanas de huelga convocada podrían causar pérdidas de entre 50 y 100 millones de euros a Iberia.

"A los trabajadores no nos han dejado otra solución que tomar esta medida tan radical para defender nuestros puestos de trabajo ante un expediente que por primera vez en la historia de Iberia quiere acabar con los puestos de trabajo de más del 20 por ciento de la plantilla", explicó a Reuters Eduardo García, trabajador afiliado a CC.OO.

Iberia reconoció que deberá reembolsar los billetes a los alrededor de 10.000 pasajeros que no pudieron ser reubicados en otros vuelos.

Iberia, que se fusionó con British Airways en 2011 bajo el paraguas del holding International Airlines Group (IAG), registró unas pérdidas de 262 millones de euros en los primeros nueve meses de 2012.

La compañía dijo el pasado noviembre, cuando presentó su plan de reestructuración, que necesita reducir sus costos laborales en 450 millones de euros para volver a ser competitiva.

REUTERS
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×