| 5/9/2014 9:00:00 AM

Sam Zell, socio de Terranum en Decameron

Este año el Grupo invertirá US$50 millones en ampliarse en el negocio hotelero y cerca de US$250 millones hasta el 2016.

Dicen que el que es caballero repite. Y así lo confirmó ayer Sam Zell, uno de los hombres más ricos de Estados Unidos, Sam Zell, quien decidió participar en la compra de la cadena de hoteles Decameron junto al Grupo Terranum, de la familia Santo Domingo.

El negocio se venía barajando desde hace dos años pero fue cerrado oficialmente en la tarde de ayer, como lo confirmó el presidente de Terranum, José Ignacio Robledo. Esta transacción no solo deja a la compañía inmobiliaria como socia por segunda vez del millonario Sam Zell –desde 2012 participa a través de su firma Equity Group Investments en el negocio de oficinas de Terranum- sino que además la ubica como uno de los principales jugadores en el negocio hotelero del país.

Sam Zell es un reconocido inversionista en el sector inmobiliario, cuya fortuna fue calculada este año por la revista Forbes en US$4.400 millones de dólares, que le permitió ocupar el puesto 119 entre los más ricos de Estados Unidos.

José Ignacio Robledo, presidente de Terranum, explicó que la compra del 100% de la cadena Decameron, le permite al grupo hacerse a 27 hoteles con 7.500 habitaciones, ubicados en siete países de América Latina: México, El Salvador, Panamá, Perú, Jamaica, Ecuador y Colombia. Sin embargo, no incluye los proyectos que tenía la cadena en África.

La transacción incluye, eso sí, terrenos que había adquirido la cadena para nuevos desarrollos en Chile, Perú, Ecuador, El Salvador y Colombia. Para adelantar desarrollos en estos países y ampliar en algunos de los hoteles actuales, Terranum planea invertir cerca de US$50 millones este año y alrededor de US$250 millones hasta 2016, según confirmó Robledo.

El tema hotelero no es ajeno al Grupo Terranum, que desde hace un par de años es uno de los principales desarrolladores de esta infraestructura. En Colombia el grupo ha construido los hoteles Aloft, enfocados en viajeros y actualmente avanza en la edificación del Hotel W de Bogotá, enfocado en un mercado de lujo. También maneja hoteles en Centroamérica bajo las franquicias Courtyard y Ressidence Inn.

Al consolidar los negocios, la unidad hotelera de Terranum quedará con 33 hoteles, unos 8.500 cuartos y cerca de 12.000 colaboradores. La oferta está enfocada en nichos bien diferenciados pues mientras los Decameron están dirigidos a un turista que busca el sistema todo incluido, las otras franquicias se enfocan en los viajeros de negocios y de lujo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?