| 7/3/2013 9:47:00 AM

Grupo Mundial pinta una nueva estrategia

El Grupo Mundial y Crown Cork and Seal Company vendieron el 100% Prodenvases S.A.S al Grupo Comeca de Costa Rica, en una transacción que alcanzó $45.000 millones.

La decisión, según el Grupo Mundial se tomó para concentrarse en sus cuatro líneas de negocios: Pinturas, Químicos, Comercio y Aguas. Mientras que la multinacional Crown, también accionista de Prodenvases, está redistribuyendo su inversión en América.

El nuevo dueño, Grupo Comeca, es uno de los líderes en la industria del empaque en América Latina. Su sede principal es Costa Rica y cuenta con importantes empresas en México, Guatemala, Nicaragua, Perú, Argentina, Ecuador y ahora Colombia.

Su negocio principal es la industria del empaque a partir del diseño, producción, desarrollo y venta de envases metálicos, empaques de cartón y envases de plástico. En tan sólo tres décadas, Grupo Comeca ha tenido un crecimiento exitoso y exponencial, agrupando a casi 7,000 colaboradores en la región.

Entre tanto, el Grupo Mundial anunció que continuará avanzando en su estrategia de focalización en sus cuatro negocios principales con Pintuco S.A., Andercol S.A., O-tek Internacional S.A. y Cacharrería Mundial S.A.S.

Estos movimientos tomaron fuerza en 2011 cuando adquirió el grupo costarricense de pinturas Vastalux y la participación restante de Amiantit en el negocio de aguas en diferentes países de América Latina. En el 2012 formalizó la compra del Grupo Kativo, líder de pinturas en Centro América, y en 2013 consolidó la propiedad total sobre la compañía de distribución de químicos Inproquim en Colombia.

Hoy el Grupo Mundial tiene presencia en 16 países con sus cuatro negocios, emplea a más de 5.300 personas en la región y reporta ventas de USD 1.2 billones en el 2012 siendo una de las 30 empresas privadas más grandes del país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?