| 3/7/2014 3:35:00 PM

Grupo Conboca, con más oferta saludable

Mercado Cocina Consciente cuenta con 66,7% de alimentos naturales y 20,8% de alimentos ecológicos en sus productos procesados.

El conglomerado, conformado por las marcas Kokoriko, Palos de Moguer, Mimo´s, Alfredo y Klik, abrió las puertas de su segundo restaurante de la categoría  Mercado Cocina Consciente, una propuesta de comida casual.

El nuevo punto de venta, ubicado en Usaquén, tiene como filosofía ofrecer cocina de casa y la tradición culinaria colombiana, basándose en el respeto por los productos naturales y ecológicos, convirtiéndolos en los elementos principales de un concepto denominado Cocina Consciente que ofrece productos variados  con la responsabilidad ambiental, las comunidades locales y la salud de los consumidores.

La vicepresidente de negocios de Conboca, Patricia Echeverri, manifestó que el concepto de Mercado Cocina Consciente se sustenta en la utilización de ingredientes de origen local seleccionados para sensibilizar a los consumidores sobre la importancia de apoyar a los campesinos y productores colombianos.

Actualmente, Mercado apoya a 20 asociaciones de campesinos, permitiendo que el 98,8% de los alimentos no procesados del restaurante sean colombianos, el 68% de estos sean locales provenientes de cultivos ubicados a menos de 100 kilómetros, 23% provenientes de distancias entre 101 a 500 kilómetros y 9% a espacios mayores. De igual forma, el restaurante cuenta con 66,7% de alimentos naturales y 20,8% de alimentos ecológicos en sus productos procesados.

La directiva señaló que, por ahora, el grupo no tiene interés de llevar esta categoría de restaurantes a otras ciudades del país, sino que trabajará en la consolidación de la misma en Bogotá.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?