| 1/3/2017 10:24:00 AM

Grupo Argos se convierte en el principal accionista de Odinsa y Opain

En la última semana de diciembre el Grupo Argos concretó una operación de compra del 35% de participación de Opain, que se suma al 30% de participación en la misma empresa que posee Odinsa, firma de la cual Grupo Argos es ahora el accionista mayoritario con el 98% de sus acciones.

Aunque Grupo Argos ya era el socio mayoritario tanto de Odinsa como de Opain, dos transacciones en los últimos días de diciembre aumentaron su participación en ambas firmas y lo consolidaron como el dueño de las mismas.

En el caso de Odinsa, Grupo Argos llevó a cabo una Oferta Pública de Adquisición, OPA, en septiembre del 2015 con la cual obtuvo el 54,75% de las acciones de Odinsa. Esta transacción ascendió a los $89.744 millones, con un precio promedio por acción de $9.248.

Más de un año después, en diciembre de 2016, Grupo Argos llevó a cabo otra OPA con la cual compró una participación adicional en Odinsa del 43,8% para completar así el 98,5% del control accionario sobre la empresa. En este caso, el 83% de los accionistas vendedores solicitaron el pago de la transacción con acciones de dividendo preferencial sin derecho a voto en las asambleas.

Sobre Opain, el Grupo Argos obtuvo el 35% de participación al convertirse en el accionista mayoritario de Odinsa en septiembre de 2015 y en diciembre del 2016 cerró una transacción para adquirir otro 30% de la empresa y convertirse así en el mayor accionista de la misma.

El contrato incluye un pago por $480.000 millones, que se pagarán en dos cuotas. El primer desembolso se realizó al momento del cierre del negocio y el restante 50% será cancelado en mayo de 2017.

Lea también: Ingresos de Grupo Argos crecieron 36% en primer semestre de 2016

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.