| 5/22/2016 12:30:00 AM

Google patenta adhesivo para que peatones atropellados se adhieran al coche

El gigante tecnológico Google ha patentado un nuevo "pegamento" para minimizar el daño a los peatones que puedan ser golpeados por uno de sus vehículos de conducción autónoma, de modo que quienes sean atropellados se queden pegados a la carrocería en vez de ser despedidos contra la calzada.

;
EFE

El vehículo de auto-conducción tendría una capa adhesiva similar al pegamento colocada en el capó y parachoques delantero, y los laterales del vehículo, según indica la solicitud de patente de la que se hacen eco hoy los medios estadounidenses.

"En el caso de una colisión entre un vehículo y un peatón, las lesiones al peatón a menudo son causada no solo por el impacto inicial del vehículo y al peatón, sino también por el siguiente impacto, secundario, entre el peatón y la superficie de la carretera u otro objeto", dice la patente.

Lea también: Presentan carro deportivo y eléctrico diseñado a partir de impresión 3D

"Las uniones adhesivas del peatón al vehículo para que el peatón permanezca sobre el vehículo hasta que se detenga y no sea lanzado desde el vehículo, evitan de este modo un efecto secundario entre el peatón y la superficie de la carretera u otro objeto", argumenta Google.

Para evitar que a esa capa adhesiva le peguen otros objetos del exterior como insectos, barro o polvo, Google señala que la parte adhesiva del capó está recubierta con un material a modo de una cáscara de huevo que se rompe con el impacto con un peatón y deja al descubierto la capa adhesiva.

Aunque la presentación de la patente se publicó esta semana, Google solicitó la patente en 2014, aunque esto no significa que la empresa vaya a utilizar de facto este mecanismo.

Otros anuncios sorprendentes 

Google ha empezado a contratar gente en el estado de Arizona (EE.UU.) para que se sienten en sus vehículos experimentales de conducción automática mientras los automóviles circulan sin conductor por la ciudad de Phoenix.

La descripción del trabajo colgada por la compañía en www.hireart.com señala que la empresa está buscando "especialistas en seguridad de vehículos para ser parte del proyecto de automóvil automático de Google".

Los contratados tienen que viajar en el vehículo de seis a ocho horas al día, cinco días a la semana, por 20 dólares a la hora, y "proporcionar a los ingenieros información detallada y exacta" sobre lo observado durante los trayectos.

Además, tendrán que "mantener confidenciales todos los detalles del proyecto".

Aunque los candidatos al puesto deben estar en posesión de un permiso de conducción, el trabajo no requiere manejar el vehículo excepto en casos de extrema necesidad.

Los vehículos de conducción automática de Google han recorrido ya más de 2,4 millones de kilómetros en pruebas realizadas en Estados Unidos.

A diferencia de los prototipos de vehículos autónomos que Google ha estado utilizando hasta ahora, producidos específicamente para el proyecto, la flota de vehículos que Google probará en Phoenix son Lexus RX450h, un todocamino híbrido de lujo del fabricante japonés Toyota, equipados con tecnología de Google.

El pasado 3 de mayo, Google y Fiat Chrysler (FCA) anunciaron que llegaron a un acuerdo de colaboración para el desarrollo de automóviles autónomos. El acuerdo es el primero que Google firma con un fabricante de automóviles.

Según el acuerdo, FCA producirá 100 monovolúmenes Chrysler Pacífica para integrar la tecnología de vehículos autónomos, incluidos sensores y software, de Google.

El proyecto entre Google y FCA empezará a finales de año, lo que permitirá a Google duplicar con creces el número de vehículos autónomos que forman parte de su programa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?