| 3/15/2016 9:00:00 AM

Google: autos autónomos reducirían gasto en caminos y transporte

Los autos sin conductor podrían revolucionar el transporte estadounidense lo suficiente para que el gobierno gaste menos en rutas, garajes de aparcamiento y sistemas de transporte público, dirá un ejecutivo de Google Inc. a los senadores el martes.

“El Congreso tiene una enorme oportunidad para hacer avanzar este campo permitiendo que el Departamento de Transporte de Estados Unidos allane el camino para el despliegue de esta innovadora tecnología de seguridad”, dijo Chris Urmson, director de autos autónomos de Google, en la declaración que tiene preparada para la audiencia.

Los partidarios de los autos autónomos dicen que estos vehículos podrían liberar espacio en las rutas y las ciudades a través de la propiedad compartida y los servicios de autos a pedido. Menos autos aparcados significa menos ocupación de espacio en los garajes urbanos.

El Departamento de Transporte está tratando de enfrentar el desafío de promover esta tecnología. El 11 de marzo difundió un estudio que concluye que las leyes estadounidenses plantean pocos obstáculos a la adopción de la tecnología de vehículos autónomos mientras los autos y los camiones conserven el diseño actual que permite que los seres humanos tomen el control.

El entusiasmo de las compañías tecnológicas y automotrices se da en un momento en que en Estados Unidos aumentan las muertes en las carreteras. La Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en las Autopistas (NHTSA, por sus siglas en inglés) calcula que el número de muertes de 2015 será 10 por ciento más alto que el año anterior, cuando resultaron muertas 32.675 personas.

También está previsto que presten testimonio General Motors Co., Delphi Automotive Plc y Lyft Inc.

Volantes

Google pasó al siguiente nivel de la tecnología de la autoconducción al desarrollar autos de prueba sin volante ni pedal de freno. Esos diseños van en contra de las normas actuales de los vehículos a motor, dijo la NHTSA. El gobierno debería tomar rápidas medidas para ayudar a llevar al mercado a los autos autónomos, lo que aumentará la seguridad en las autopistas al tiempo que permitirá reducir el gasto federal en caminos, ómnibus y trenes, dijo Urmson.

“En las próximas tres décadas, el Departamento de Transporte prevé que los autos sin conductor tendrán un papel clave en la reducción de los costos operativos del tránsito, el aumento de la eficiencia de las autopistas y la liberación de la infraestructura de aparcamiento existente -que en la actualidad ocupa una superficie total de 3.000 millas cuadradas (7.700 kilómetros cuadrados) en Estados Unidos, lo que equivale a la superficie de Connecticut-”, señaló Urmson.

Otra testigo, Mary Cummings de la Universidad Duke en Durham, Carolina del Norte, advertirá a los legisladores que se necesita mucha más investigación, pruebas y liderazgo del gobierno federal para poder entregar el control a los conductores robots.

“Aunque apoyo con entusiasmo la investigación, el desarrollo y la prueba de autos autónomos, ya que las limitaciones humanas y la propensión a la distracción son verdaderas amenazas en la calle”, dice Cummings en su testimonio, “soy decididamente menos optimista sobre lo que considero un apresuramiento para implementar sistemas que no están en absoluto listos para un despliegue generalizado y por supuesto tampoco están listos para que los seres humanos sean retirados el asiento del conductor”.

Bloomberg

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?