| 9/26/2013 10:23:00 AM

Por la resurrección del Hotel El Prado

El histórico complejo está al borde de la extinción debido a la inviabilidad financiera y el grave deterioro que presenta.

En su primera presentación pública como directora del Departamento Nacional de Planeación, Tatyana Orozco manifestó que estará al tanto de las decisiones que se tomen sobre el hotel El Prado, en la capital del Atlántico.

“El Gobierno nacional hará todo el esfuerzo posible para que el hotel El Prado siga funcionando, y no entre en receso por parte de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE)”, indicó Orozco durante su intervención en Expogestión Caribe 2013, que delibera en Barranquilla.

La funcionaria agregó que agilizará el proceso para que entes privados entren a manejar el hotel.

La gestión de Orozco hace parte de políticas de fortalecimiento del turismo en la región Caribe, por parte del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

El pasado 16 de septiembre, la agente liquidadora de la DNE, María Mercedes Perry, había solicitado al ministerio de Trabajo la autorización de suspensión de contratos por clausura temporal, hasta por 120 días, del hotel, debido a la inviabilidad financiera y el grave deterioro que presenta.

Proyectos de impacto

De otro lado, la Directora de Planeación invitó a los gobernadores y alcaldes de la región Caribe a que presenten proyectos de gran escala a través del Sistema General de Regalías, para que impacten en el desarrollo de la costa norte.

“Hoy en día vemos a cada gobernador pelear por sus recursos. Lo ideal es que pensemos a nivel regional. Es importante cómo integramos el tema de regionalización”, indicó.

Tatyana Orozco resaltó que los recursos de ciencia y tecnología se van a aplicar muy bien en la región, debido a que está trabajando de la mano con el Gobierno nacional en el tema ambiental y el agropecuario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?