| 12/9/2013 8:22:00 AM

Gigantes de internet piden reformas a EE.UU.

Entre ellos Twitter, Facebook y Apple, pidieron al presidente Barack Obama una "reforma de las prácticas de vigilancia" en Estados Unidos tras las revelaciones del exconsultor de la NSA, Edward Snowden.

"Las revelaciones de este verano demuestran la necesidad urgente de reformar las prácticas de vigilancia de los gobiernos a escala mundial", escriben en una carta abierta común, publicada en un sitio internet ad hoc.

Entre ellos se encuentran Aol, Apple, Facebook, Google, LinkedIn, Microsoft, Yahoo! y Twitter.

"El equilibrio en muchos países oscila de forma excesiva en favor del Estado en detrimento de los derechos individuales, derechos que están inscritos en nuestra Constitución. Ello merma las libertades que tanto queremos. Es hora de cambiar".

Los ocho firmantes "exhortan a Estados Unidos a tomar la iniciativa y a comprometerse a llevar a cabo reformas para que los esfuerzos de vigilancia de parte del gobierno están claramente enmarcados por la ley, sean proporcionales a los riesgos, transparentes y objeto de una vigilancia independiente".

"Las revelaciones recientes sobre las actividades de vigilancia de los gobiernos han afectado la confianza de los utilizadores", explica la presidenta de Yahoo!, Marissa Mayer. "Ya es hora de que el gobierno de Estados Unidos restaure la confianza de los usuarios, ya es hora de que el gobierno actúe para restaurar la confianza de los ciudadanos del mundo" añadió.

Numerosos artículos publicados por varios diarios desde junio, entre ellos el Washington Post y The Guardian, basándose en las revelaciones de Edward Snowden, revelaron la magnitud del sistema de vigilancia, especialmente en Estados Unidos y Reino Unido.



Afp/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?