| 5/16/2014 10:00:00 AM

Avianca ve caer sus ganancias

La compañía reportó una caída de un 84% de su ganancia neta del primer trimestre, en comparación con el mismo periodo del 2013, por una reducción de las operaciones en Venezuela y de las tarifas.

El holding, conformado por Avianca y Taca, informó que obtuvo una ganancia neta de 12,3 millones de dólares desde los 77,2 millones de dólares entre enero y marzo del 2013. Los ingresos operacionales bajaron a 1.098,5 millones de dólares, un 1,7 por ciento menos que en el mismo periodo de 2013.

El EBITDAR (utilidad antes de intereses, impuestos, depreciaciones, amortizaciones y pago de renta de aeronaves) fue de 161,8 millones de dólares, una caída de un 19,4 por ciento frente al primer trimestre de 2013.

Avianca redujo a mediados de marzo sus rutas a Venezuela como parte de un proceso de reestructuración que se originó en las dificultades de la aerolínea para monetizar dólares las ventas en bolívares. La empresa decidió incrementar sus operaciones a otros mercados como México, Chile y Perú. "Estas medidas, tuvieron un impacto en la rentabilidad de corto plazo de Avianca", dijo la empresa en su informe de resultados trimestrales.

Avianca Holdings, que tiene su sede principal en Bogotá y operaba bajo la marca AviancaTaca, reportó un crecimiento de un 3,3 por ciento de su tráfico de pasajeros en el primer trimestre a 6,18 millones, impulsado por el buen desempeño de sus operaciones domésticas en Colombia, Ecuador y Perú.

Avianca -del empresario brasileño Germán Efromovich- y Taca -de la familia Kriete de El Salvador- conforman un conglomerado que opera más de 150 aeronaves, tiene 17.000 trabajadores y vuela a 98 destinos en 26 países de América y Europa.

El grupo avanza en un proceso de modernización de sus flotas con aviones ATR 72-600, Boeing 787 Dreamliner, Airbus A320 y A320neo.


Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?