| 11/30/2014 11:45:00 AM

Plata para emprendimiento sí hay

Los emprendedores cuentan con una nueva forma de financiar sus proyectos: crowdfunding. Así lo demuestra la experiencia de Little Big Money que ya ha financiado 20 proyectos en un año.

Los proyectos y emprendimientos con impacto social y ambiental han comenzado a recibir el respaldo de personas e instituciones interesadas en darle viabilidad a estas iniciativas, que en muchas oportunidades fracasan por falta de recursos.

Hace un año entró en operación en el mercado colombiano, la plataforma Little Big Money, una forma de financiación colectiva –conocida en inglés como crowdfunding- que busca canalizar dinero hacia pequeñas causas, como la construcción de parques, recuperación ambiental o programas educativos en zonas pobres.

Los resultados ya comienzan a verse. En los primeros 12 meses de vigencia han sido financiados 20 proyectos, canalizando aproximadamente $60 millones en capital de donación que han permitido la puesta en marcha de proyectos en beneficio de comunidades completas.

Yves Mouri, presidente de la Fundación Capital –organización sin ánimo de lucro y gestora de esta idea-, señala que el problema de la pobreza no radica solo en la falta de plata sino de oportunidades, por eso es necesario facilitar el acceso a activos para familias pobres y para ello se requiere la transformación de políticas públicas.

El objetivo con este tipo de iniciativas es la creación de la primera bolsa mundial de emprendimientos de los pobres, haciendo una transformación que permita invertir en pequeños proyectos populares con el fin de brindarles mejores condiciones de vida a las personas menos favorecidas.

Paula Rodríguez, coordinadora del proyecto, señala que esperan finalizar el año con 100 proyectos promocionados y movilizar más de $300 millones.

Apoyo en las alianzas
Considera que esta metas son alcanzables gracias a las alianzas público- privadas que han logrado constituir y consolidar. En este marco se encuentran la Alianza Pioneros de la Innovación Social en donde la plataforma es usada como medio para canalizar inversión social hacia proyectos en el marco de las 100.000 viviendas gratis.

También está la Fundación Bavaria que utilizará el crowdfunding para incentivar la participación de sus empleados de la compañía en los proyectos sociales que promueve la propia Fundación.

Paula Rodríguez cree que este mecanismo también puede responder al vacío que existe en la tradicional oferta financiera, que principalmente se orienta a microcréditos para un primer acceso a capital pero no cubre otras necesidades de crecimiento.

La red ha logrado establecer una comunidad compuesta por donantes regulares, una comunidad de emprendedores crecientes, actores del ecosistema del emprendimiento como incubadoras, universidades, fundaciones, programas de responsabilidad social corporativa y empresa privada, entre otros.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?