| 2/26/2014 6:00:00 AM

¿Lavado de activos a través de falsas cooperativas?

A ciencia cierta esta pregunta aún no tiene respuesta por parte de las autoridades, lo que sí está claro es que aumentan los engaños por parte de este tipo de entidades.

Hasta diciembre de 2012, en Colombia existían más de cinco mil cooperativas, las cuales cuentan con activos por $3,5 billones, patrimonio de $2,4 billones y excedentes superiores a los $335 mil millones. Desde finales de 2013 la Superintendencia Financiera y otras entidades de control vienen trabajando en desenmascarar el nuevo esquema que están utilizando firmas para captar de manera ilegal recursos del público, el nuevo mecanismo son las cooperativas.

Lea también El disfraz de las pirámides

Aún no se sabe cuántas cooperativas ilegales existen en Colombia, pero el presidente de Confecoop, gremio que asocia a las cooperativas en Colombia, Darío Castillo, indicó que no descarta que se esté utilizando el modelo del cooperativismo para lavar dinero en el país.

“Actualmente es muy fácil crear una cooperativa en Colombia, sólo se inscribe un documento en la Cámara de Comercio y listo, incluso algunas falsas cooperativas reportan ante la Superintendencia Solidaria, entidad que vigila el sector solidario”, indicó Castillo.

Es por esta razón que Confecoop está solicitando al Gobierno Nacional fortalecer la supervisión de la economía solidaria con recursos y más personal.

“Actualmente existen $44 mil millones de las contribuciones de las cooperativas, invertidas en bonos del Gobierno que no se han reinvertido en el sector, recursos que se podrían utilizar”. También están solicitando actualizar el modelo de supervisión.

Existen mil cooperativas de aporte y crédito en el país, y se estima que en ese conjunto podrían estar operando falsas cooperativas. Bogotá, Cali y Barranquilla son las ciudades donde más se han detectado el esquema fraudulento a través de cooperativas.

¿Cuál es el esquema?

Empleado: firma un pagaré a la falsa cooperativa y una autorización de descuento por nomina dirigido a la empresa en la cual trabaja.

Empresa: hace los descuentos autorizados por los empleados a la falsa cooperativa

Falsa cooperativa: recibe los descuentos, pero para poder apalancarse o seguir prestando dinero, vende los pagarés a inversionistas o sociedades de inversión (esto último no está permitido en el modelo cooperativo). Por lo general es en este punto, cuando los inversionistas se quejan porque no les cumplen con la rentabilidad ofrecida por la supuesta cooperativa.

¿Cómo detectar falsas cooperativas?

*Ofrecen créditos mediante tarjeta o panfletos, sin trámite y sin codeudor a empleados públicos o pensionados.

*No ofrecen portafolio de productos y servicios a sus asociados sino exclusivamente crédito

*No reportan información a la superintendencia de la Economía Solidaria

*Ofrecen productos de inversión a terceros, ya sea invirtiendo directamente en la cooperativa, o bien a través de una sociedad que ofrece atractivas tasas de rentabilidad, fruto de un negocio de compra y venta de cartera con libranza.
*Los supuestos asociados no participan de asambleas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?