| 7/24/2013 7:00:00 PM

Fabricato nada y nada

El resultado de la compañía al cierre del segundo trimestre del año registra pérdidas acumuladas por $43.229 millones.

Durante el segundo trimestre del año 2013, la Administración de la Compañía con el apoyo de la nueva Junta Directiva nombrada en la pasada Asamblea de Accionistas, adelantó un informe de la actividad textil, en donde se refleja una evidente desaceleración del mercado y en donde es necesario continuar en la línea de reducir costos y gastos, y mejorar los niveles de rotación de inventarios y cartera.

Como consecuencia de lo anterior, se evidencia al 30 de junio de 2013 una disminución de los costos fijos en un 10,5% y en los gastos administrativos y de ventas, sin provisiones, del 18,7% respecto al año anterior.

Así mismo, la Compañía acaba de culminar un análisis detallado sobre la optimización del portafolio orientado a productos y mercados de valor agregado, que le permita alcanzar los márgenes de contribución esperados, mejorar las rotaciones de inventarios y cartera, ser competitiva en el sector y en consecuencia mejorar los resultados al cierre del ejercicio. Así mismo se ha trabajado en mantener un estricto control en la programación de las plantas, y en el aprovechamiento de la nueva tecnología instalada que ya se encuentra en operación.

También durante este periodo se ha liderado desde las agremiaciones, la búsqueda de apoyo por parte del gobierno, el primer logro concreto es la implementación efectiva del arancel mixto sobre la importación de confecciones, logrando una reducción de las mismas del 25 y 48 por ciento, para los meses de abril y mayo respectivamente.

Con respecto a las cifras de los estados financieros, se destaca de manera positiva el reconocimiento de los costos de algodón a precios de mercado, haciendo uso de parte de la provisión de $8.864 millones que fue realizada en diciembre de 2012, por el efecto de algodones costosos contratados a futuro. Al 30 de junio de 2013 se han utilizado $5.574 millones de esta provisión.

No obstante lo anterior, el resultado al cierre del segundo trimestre del año, registra pérdidas acumuladas por $43.229 millones, el cual se ve afectado por los siguientes aspectos:

Reducción en las ventas del 16,6% respecto al año anterior, debido a la baja respuesta del mercado, dado los altos niveles de inventarios y la oferta presente de producto importado. Lo anterior conlleva a mostrar una disminución de la utilidad bruta del 28%.

En un marco más conservador de la nueva Junta Directiva se dispuso el reconocimiento de provisiones adicionales de cartera e inversiones por $6.469 y $369 millones respectivamente. Lo anterior, debido en el caso de cartera, al hallazgo de indicadores de deterioro en algunos deudores con relación al anterior período analizado, y para inversiones, al reconocimiento de disminuciones patrimoniales en la aplicación del método de participación.

Finalmente, con base en las acciones antes enunciadas y con un inventario ya racionalizado, se proyecta un segundo semestre de mejor desempeño, que permitirá normalizar las operaciones de la Compañía y mantener el liderazgo en nuestra industria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?