| 11/21/2014 7:30:00 AM

Industria de la moda sigue ‘tímida’ en exportaciones

Actualmente el negocio textil y de confecciones continúa por la senda de crecimiento y está concentrado en el mercado local, sin embargo no pierde otro foco fundamental y tiene muchas ganas de poder vender más sus productos al mundo.

De acuerdo con Carlos Eduardo Botero, presidente Ejecutivo de Inexmoda, las exportaciones no han sido el tema fuerte del sector textil-confecciones y desde 2009 se ha concentrado en el mercado interno.

“Venimos creciendo a ritmos entre el 16% y el 8% en el mercado local, producto del aumento del poder adquisitivo de la clase media, que se viene viendo en los diferentes sectores de la economía y esto ha impactado positivamente en el sector de los textiles y las confecciones, así como la llegada de nuevas marcas internacionales al país, para atender esta demanda creciente”, explica Botero.

Según el directivo la entrada al país de marcas de ropa internacionales ha generado una competencia interesante y eso ha estimulado mucho tanto al consumidor que tiene más para escoger como a las marcas colombianas para crearle nuevas experiencias. “Todas las marcas son bienvenidas porque enriquece muchísimo más la masa crítica de oferta de productos en Colombia”, afirma el directivo.

Con respecto a las exportaciones, la industria de la moda todavía no despega del todo y está enfocada en los países vecinos. Sin embargo, hay dos coyunturas importantes con Venezuela y Ecuador. En el caso del primero, el sector ha registrado una fuerte caída al pasar de ventas a este país en 2009 del orden de los US$1.000 millones a los US$100 millones en la actualidad. En el caso de Ecuador las exportaciones se han disminuido por cuenta de ciertas restricciones que ha impuesto el país.

Sin embargo, una de las categorías más interesantes donde viene generándose mayor capacidad de experiencia exportadora es el segmento de vestidos de baño, donde hay unas marcas como Agua Bendita y Onda de Mar que han logrado posicionarse de una manera diferencial en varios países del mundo y están exportando a 60 naciones, entre las cuales, inclusive está China.



“En materia de exportaciones seguimos muy tímidos. Uno quisiera que hubiera una mayor ampliación del envío de productos hacia el mundo, y un tema factible que deben trabajar empresarios y gobierno es el de lograr la acumulación extendida de origen dentro del tratado de libre comercio con los Estados Unidos”, cuenta Botero.

La acumulación extendida de origen consiste en la posibilidad de que un confeccionista pueda beneficiarse de las materias primas de aquellos países con los cuales Estados Unidos tiene tratados de libre comercio, por ejemplo, con México, Canadá, Centroamérica, Chile, Perú, y que el fabricante de materias primas pueda exportar los productos del confeccionista a estos mismos países, ya que se tiene en común un tratado de libre comercio.

“Este es un tema extremadamente importante y a principios de diciembre hay una misión de empresarios acompañada por el gobierno colombiano que irá a Washington para conversar con diferentes países y lograr que se incorpore la acumulación extendida de origen dentro del TLC. En materia de exportaciones esto es fundamental, porque permite que haya una mayor integralidad desde el punto de vista de una mayor oferta de materias primas para los confeccionistas y la oportunidad de un mercado más amplio para los productores de materias primas", manifiesta Botero.

Las reglas de origen pactadas en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos establecen que las materias primas tienen que ser de los dos países en los que hay un acuerdo comercial “Si logramos que haya una acumulación de origen va a haber mucho más intercambio de productos con los países con los cuales Estados Unidos tiene un TLC dentro del hemisferio occidental”, afirma Botero.

Lo que viene
El año 2014 cierra para el sector con un balance positivo a excepción de los dos meses del Mundial de Fútbol Brasil 2014 en los que la gente salió muy poco a comprar ropa y se concentró en el campeonato del balompié. “Hay muchas expectativas para el cierre del año y yo aspiro que terminemos creciendo en materia de ventas alrededor del 8%-10% que es la última cifra llevábamos a octubre. Calculamos que venderemos más o menos unos $16 billones”, concluye Botero.

Para el 2015, el sector arranca con la versión XXVII de Colombiatex de las Américas que tendrá lugar en Medellín del 27 al 29 de enero. Habrá más de 1.700 compradores de 40 países y unos 9.600 metros cuadrados de exhibición. El evento espera oportunidades de negocios por alrededor de los US$260 millones.

“Uno de los balances más importantes es la consolidación de Colombiatex como el centro de negocios del continente. Ya no es solamente el colombiano haciendo negocios con el colombiano, sino que hemos visto una dinámica donde el colombiano está haciendo negocios con el panameño, pero también el mexicano con el peruano. Esta es una de las oportunidades más valiosas para los empresarios de iniciar el año textil y programar todas sus actividades”, asegura Botero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?