| 5/13/2014 5:00:00 AM

Terminó la primavera para los floricultores

Celebraciones como el día de San Valentín y el de las madres jalonan las ventas de flores al alza, prueba de ello es que los cinco primeros meses del año representan para el sector el 65% de los ingresos anuales. Ahora, se preparan para el verano.

Al sector de las flores lo mueven las exportaciones. El 95% de la producción sale al exterior y sus destinos son 90 países del mundo, principalmente naciones desarrolladas de alto poder adquisitivo como Canadá, Japón, Rusia y Estados Unidos, este último es el mercado más grande pues allí se vende el 75% de este producto.

Por ello, fechas especiales como el Día de San Valentín y el de las madres se convierten en la temporada más provechosa para los floricultores. “Estas fiestas generan un gran volumen de ventas y hacen una parte importante del año, porque ahora entra el periodo más duro”, explica Augusto Solano, Presidente de Asocolflores.

Los meses venideros desde junio, e inclusive, hasta agosto, la producción continúa en sus niveles, pero las compras y precios bajan debido a la llegada del verano a los principales mercados Estados Unidos y Europa, donde el clima les permite cultivar flores a cielo abierto a buen precio.

En esa época se vende por ahí un 30% de lo que se hace en el resto del año, es decir, que las ventas pueden caer entre un 50% o 70%. Ante esta situación es importante desarrollar mercados como Argentina que en esta época son contracíclicos con el hemisferio norte. Sin embargo, son compradores muy pequeños”, anota Solano.

Para el Presidente de Asocolflores, los tratados de libre comercio han sido positivos no porque se estén dando más negocios para el sector, sino debido a que se acabó la incertidumbre de saber si se renovaban o no las preferencias arancelarias del Aptdea o del SGP (Sistema Generalizado de Preferencias Arancelarias).

“Ya la gente puede trabajar tranquila sabiendo que tiene acceso a los mercados sin pagar arancel. Parte del problema era que estas dos preferencias por lo general se vencían a finales del año y las ventas de las flores para febrero empezaban desde octubre, noviembre y diciembre”

En 2013 esta industria sumó exportaciones por US$1.335 millones lo que significa un incremento del 5% con respecto al año anterior y este año espera mantener este aumento. “Los retos del sector son seguir aumentando la productividad y ser menos dependientes del dólar, pero digamos que el sector se ha estabilizado y si podemos crecer un 3% o un 5% nos podríamos dar por bien servidos”, concluye el dirigente gremial.

Los floricultores cuentan con aproximadamente 1.600 variedades y producen y exportan unos 5.000 millones de tallos de distintos precios. Las rosas y los claveles encabezan la lista de las que más se venden en el exterior. Adicionalmente, el sector genera cerca de 130 mil empleos entre directos e indirectos, principalmente, en ciudades como Bogotá y Medellín.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?