| 4/11/2017 10:25:00 AM

7 cosas poco conocidas que las aerolíneas pueden hacer con sus pasajeros

Casi todo el mundo sabe que los capitanes tienen autoridad prácticamente sin límites una vez se cierran las puertas de un avión. Pero, ¿sabía que además de no dejarlo abordar en ciertas circunstancias, las aerolíneas no siempre están obligadas a compensarlo después de horas de atraso?

;
BBC

El escándalo en el que actualmente está envuelta United Airlines ha reabierto el debate sobre qué pueden hacer, y qué no, las aerolíneas con sus pasajeros.

Después de sobrevender un vuelo de Chicago a Louisville, y no encontrar suficientes voluntarios para dejar en tierra, la aerolínea estadounidense trató de solucionar el problema sacando a la fuerza a uno de los pasajeros.

Y aunque su director ejecutivo pidió disculpas públicamente, en un correo interno defendió a sus empleados asegurando que estos "siguieron los procedimientos establecidos para lidiar con situaciones como esta".

Pero, ¿es así? A continuación le recordamos 7 cosas que pueden hacer las compañías aéreas y de las que probablemente no era consciente:

1. Obligar a bajar de un avión

Vender más billetes de los disponibles en un avión es una práctica legal. Y además, bastante común.

En caso de que esto ocurra, las aerolíneas acostumbran pedir voluntarios que se ofrezcan a ceder sus asientos y ser reubicados en otros vuelos posteriores.

Si esto no sucede, las aerolíneas pueden elegir pasajeros al azar y obligarlos a bajar del avión, como sucedió en el caso de United.

Aunque luego deben justificar la decisión por escrito y ofrecer compensaciones a cambio.

También le puede interesar: A viajar por tierra El costo de los tiquetes aéreos está por las nubes

2. Arrestar y multar

Todo el mundo conoce el caso de alguna persona a la que han denegado entrar en un avión porque se niega a cumplir las órdenes de la tripulación, se muestra violento o trata de viajar en estado de embriaguez o bajo el influjo de algún tipo de droga.

Pero, ¿qué pasa cuando estos comportamientos potencialmente peligrosos se producen con la aeronave en el aire?

Para reducir los riesgos, los capitanes de los aviones tienen autoridad casi sin límites cuando se cierran las puertas de los aviones.

Y es que, gracias a acuerdos internacionales, los comandantes están autorizados a arrestar a personas, multar e incluso redactar el testamento de un pasajero agonizante o certificar su muerte.

3. No dejar utilizar un billete ya pagado

En algunos países, las aerolíneas pueden anular el billete de vuelta de un pasajero si éste no utilizó el de ida o si se perdió alguno de los vuelos de un viaje con varias paradas.

Aunque, en el caso europeo, numerosas denuncias de pasajeros han provocado que esta práctica -conocida como cláusula No Show- esté a punto de declararse ilegal.

Varios tribunales europeos han fallado a favor de los pasajeros.

Y una propuesta de modificación del Reglamento (CE) nº 261/2004 -que establece las normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos- ya aprobada por el Parlamento Europeo, establece que los usuarios tienen derecho a utilizar cualquiera de los trayectos sin que quede condicionado a la utilización de los anteriores.

La nueva norma, sin embargo, todavía no está vigente. Y además sólo aplica en vuelos vinculados a la Unión Europea.

Lo que significa que, en la práctica, las aerolíneas pueden obligar a los pasajeros a volar si no quieren perder el resto del billete.

Le sugerimos leer: United Airlines prohibió ingresar a dos mujeres a un vuelo por usar leggins

4. No pagar por retrasos o extravío de equipajes

En caso de retrasos, las aerolíneas pueden estár obligadas a compensar económicamente y a ofrecer comida, bebida y llamadas telefónicas a los pasajeros.

Pero eso depende de las razones del retraso, de la duración del mismo e incluso de la distancia del vuelo.

Según las normativas internacionales, las aerolíneas solo están obligadas a pagar una compensación por retrasos producto de "circunstancias ordinarias" (falta de previsión por parte de las aerolíneas, problemas con la tripulación o de mantenimiento de las aeronaves, errores administrativos, etc.).

Pero si el retraso es producto de circunstancias que escapan a su control, como el clima, no están obligadas a compensar al pasajero.

Además, según el reglamento europeo, las aerolíneas solo deben compensar a los viajeros de los vuelos que tengan una demora superior a las 3 horas.

Y el monto de las indemnizaciones varía en función de la distancia de los vuelos:

  • 250 euros para vuelos de hasta 1.500 kilómetros;
  • 400 euros para todos los vuelos intracomunitarios de más de 1.500 kilómetros y para todos los demás vuelos de entre 1.500 y 3.500 kilómetros;
  • 600 euros para todos los vuelos no comprendidos en a) o b).

El retraso es además calculado tomando como base el último destino al que el pasajero llegará con retraso en relación con la hora prevista.

Y es por eso que, con el fin de evitar el pago de indemnizaciones, muchas compañías aéreas incrementan de 10 a 45 minutos su estimado de duración de los vuelos.

Muchas compañías aéreas, además, ofrecen vales a sus clientes que solo pueden ser canjeados en establecimientos determinados.

Pero cabe recordar que, si el pasajero lo prefiere, puede exigir ser compensado económicamente. Aceptar vales no es obligatorio.

En lo que se refiere al equipaje, a pesar de que las aerolíneas deben compensarlo por el tiempo que tarde en recuperarlo, la mayoría no lo hace y se limita a enviárselo al lugar que elija.

De hecho, existen cláusulas por las que estas cantidades pueden aumentar si el usuario demuestra que el equipaje era indispensable para cumplir con el motivo de su viaje.

Lea también: Las mascotas podrán ser transportadas en la cabina de los aviones

5. Obligar a permanecer en el avión hasta 3 horas

Un avión cargado de pasajeros puede esperar autorización para despegar en un aeropuerto durante un máximo de 3 horas.

Solo una vez se ha superado ese tiempo, los viajeros tienen derecho a bajar del aparato si lo desean.

6. Exigir levantar las persianas

Cuando la tripulación de un avión pide levantar la persiana de la ventanilla no lo hace por molestar.

El objetivo de apagar las luces de la cabina durante un despegue o aterrizaje nocturno, o de mantener abiertas las persianas cuando se vuela durante el día es permitir que, en caso de accidente, los ojos de los pasajeros se hayan adaptado a las condiciones de luz del exterior del avión.

Si hay que evacuar el avión los pasajeros podrán ver mejor y, además, permitirá que los equipos de rescate vean qué hay adentro del avión.

7. Abrir los cuartos de baño desde el exterior

A pesar de que muchos pasajeros piensan que los baños son los lugares con más intimidad de los aviones, esto no es cierto.

Por razones de seguridad, normalmente hay un mecanismo de cierre escondido detrás del cartel de "No Fumar" que permite abrir la puerta desde fuera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?