| 9/5/2012 3:00:00 PM

Exceso de deuda, quiebra segura

En medio de un auge de créditos, las compañías están felices endeudándose. Sin embargo, esta es la principal causa de las quiebras empresariales en Colombia.

De acuerdo con la Superintendencia de Sociedades, las empresas que han ingresado a reorganización empresarial y a liquidación obligatoria coinciden en que las causas más frecuentes de la insolvencia son el elevado endeudamiento.

A este aspecto se suma la reducción en las ventas ocasionada principalmente por tener tecnología obsoleta y el contrabando, como segundo aspecto causante de la quiebra empresarial.

Para sacar esta conclusión, la Superintendencia de Sociedades tomó como referencia el caso de 121 empresas que se han acogido a ley de insolvencia, y determinó que las principales causas que llevan a la insolvencia son las siguientes:

- Internas: alto endeudamiento, falta de capital de trabajo, disminución de las ventas, altos costos y / o gastos operacionales y de ventas y la baja rentabilidad del negocio. Mientras que en una menor frecuencia, los empresarios mencionaron tener problemas con los socios, presentar crecimientos desmedidos en los inventarios y tener conflictos con la administración, entre otras.

- Externas: disminución de la demanda por el entorno económico, altas tasas de interés, incremento en la competencia, pérdida de mercado y dificultad de acceso al crédito. También se mencionan en una menor frecuencia la sobreregulación, las barreras de acceso a los mercados, la inflación y el orden público. El detalle su puede observar en el siguiente gráfico.

Siempre las deudas


En 2004, la el ente de vigilancia realizó una encuesta a 409 empresas que se encontraban en liquidación obligatoria, sobre cuáles habían sido las posibles causas para que entraran en crisis.

En eses entonces, el elevado endeudamiento fue, para el 79% de los encuestados, de alta o muy alta incidencia. Le seguían aspecto como la reducción en ventas, malos manejos administrativos, alta competencia y la falta de personal competente.

Posteriormente, tras la expedición de la Ley 1116 de 2006, nació el proceso de reorganización que pretende a través de un acuerdo, preservar empresas viables y normalizar sus relaciones comerciales y crediticias, mediante su reestructuración operacional, administrativa, de activos o pasivos.

Estos procesos se han venido tramitando desde el año 2007 y al 12 de junio se habían presentado 373 sociedades, de acuerdo con la superintendencia.



                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?