| 7/26/2013 5:00:00 AM

Enka sigue en pérdidas

El resultado neto del primer semestre fue negativo en $5.771 millones, superior al del mismo período de 2012 cuando las pérdidas sumaron $3.850 millones.

Los ingresos operacionales acumulados a junio de 2013 fueron $131.758 millones, una disminución del 8.7% frente al mismo período del año anterior, como consecuencia del menor volumen y menores precios internacionales de materias primas.

A junio de 2013 los activos totalizaron $563.407 millones, un valor superior a junio de 2012 en $33,216 millones, debido principalmente a las inversiones en activos fijos de los proyectos que está ejecutando la Compañía, compensado parcialmente por un menor disponible.

Los pasivos cierran en este período en $126.873 millones, un aumento de $39.124 millones frente al año anterior, principalmente por los desembolsos para los proyectos en ejecución y nuevas líneas de financiamiento con proveedores, compensados con menores pasivos estimados fruto de la reconversión laboral que realizó la Compañía durante el año anterior.

Al cierre del segundo trimestre, las acreencias de la Ley 550 sumaron $18.718 millones, que representan menos del 6% de las acreencias reestructuradas a la firma del acuerdo en febrero de 2003.

Proyectos


La compañía continúa el desarrollo de mercados estratégicos, especialmente Brasil y Estados Unidos, y está al a expectativa de la reactivación de la demanda de redes en Perú, luego del levantamiento de las restricciones al sector pesquero.

Para el segundo semestre de 2013 se espera que finalicen los montajes de los proyectos de reciclaje de PET Botella-a-Botella y de generación de energía, los cuales vienen cumpliendo los cronogramas y presupuestos establecidos inicialmente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?